Cuentos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2220 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 30 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL PINTOR DISTRAIDO
Amaneció como siempre en la jungla. Bah!... como siempre es una manera de decir, porque todos los árboles, las flores y los animales estaban pintados de todos colores. Bueno, lo raro no es que hubiera colores porque la jungla es de todos colores, el asunto era cómo estaban puestos esos colores.La Jirafa, por ejemplo, amaneció naranja con pintitas azules, las Cebras eran arayas… pero coloradas. El Cocodrilo era un magnífico arco iris, el Hipopótamo parecía un gran globo verde con manchas amarillas y el León descubrió en el espejo que ahora era fucsia y que su melena tenía un mechón de virulento color celeste. Ni hablar de plantas y flores, que si bien tenían hermosos colores ninguna ya se parecía a lo que habían sido.Todos se quedaron mirando, porque sabían quién erael responsable de tamaña situación. Resulta que el Gorila había ganado una licitación para repintar la selva, porque ya le estaba haciendo falta una manito de pintura y en el pliego se decía bien clarito: “Se deben repintar todos y cada uno de los componentes de la selva de acuerdo a sus colores originales”.Clarito, clarito.Los animales estaban reunidos comentando la situación, cuando pasó elpintor cargando todos sus tarros, escaleras, aparejos y pinceles, silbando una bella canción y como en otro mundo. Sólo como al descuido y como pensando en otra cosa, dijo al pasar:-Terminé, quedó fantástico ¿no? Nunca pensé que todos ustedes fueran de tan hermosos colores.Todos se miraron, nadie entendió nada. Y se fueron a sus casas, todos colorinches, a pensar en el asunto.En la puerta de su casa,el Gorila -peinado a la gomina y de impecable trajecito a cuadros marfil y tostado- le puso a la Gorila una Libélula, como adorno en el cabello, extendió desde su gruesa mano un pequeño ramito de lilas, y con la luna como testigo le dijo por vez número mil que la amaba.Esa noche, el León, que miraba desde cerca entendió lo que pasaba, y por la mañana, mientras se peinaba para ir a contarselo a losdemás animales, se sintió orgulloso de su color fucsia y su mechón celeste. Ese mechón celeste que le recordaba que el Gorila estaba enamorado, y que cuando uno se enamora todo se ve de hermosos colores.
NOCHE DE BRUJAS
| | | | |
| | |
| | |
La tan esperada noche de brujas por fin había llegado , los niños se disponían a salir por sus dulces para luego reunirse a contar cuentos deterror. Pero esta vez algo especial sucedería.En lugar de reunirse en el lugar habitual lo harían en el cementerio abandonado en las afueras del pueblo, todos estaban nerviosos pero trataban de ocultar su temor.En el lugar la calma era tan profunda que imponía silencio. Los niños comenzaron a llegar y se sentaron formando una ronda alrededor de una lámpara que alumbraba sólo sus caras.El mayor deellos comenzó a contar la leyenda del cementerio:... Se dice que en este lugar fueron sepultadas tres hechiceras y que a partir de ese momento todos los años en la noche de brujas sus almas se elevan de las tumbas para atormentar a aquellos que no creen en ellas...¿Pero... quién está haciendo ruidos? ¿Hay alguien escondido?Todos se inquietaron , tal vez alguno de los niños mayores se había ocultadopara atemorizarlos... Entonces se escucharon las doce campanadas de la iglesia repicando a la distancia... ¡ Los niños se tomaron instintivamente de las manos ! ¡ La linterna cayó al suelo apagándose y el viento comenzó a soplar ! ¡ La luna se veía más grande y tenebrosa!¡ Debemos regresar a nuestras casas esto ya ha dejado de ser gracioso ! dijo uno de ellos, y seguidamente gritó... Cielos ¿ Quées eso? De las tumbas parecían salir flotando extrañas y fantasmales figuras, nunca habían visto nada semejante. Querían correr pero sus piernas estaban endurecidas por el temor. ¡ Una risa estremecedora sacudió el cementerio ! ¡ Por fin los pequeños lograron reaccionar y salieron corriendo de aquel espantoso lugar !Cuando estuvieron a salvo en sus hogares prometieron no contar a nadie lo que...
tracking img