Cuentos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (586 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CUENTOS.
LA RATITA PRESUMIDA.

Érase una vez una linda Ratita de color blanco, muy aseada y ordenada. Pero tenía un defecto: era Presumida, por eso todos los que la conocían la llamaban laRatita Presumida.
Un día , se puso a barrer el portal su casa, y de pronto, se encontró una moneda de oro.
¡ Qué emoción !. Cuantas cosas lindas me compraré se dijo y se quedó pensando que se podíacomprar con el dinero, al fin decidió, ya sé me compraré un precioso lazo y un hermoso vestido.
Y así barría para presumir de su belleza.
Al verse tan guapa y elegante, su vanidad ya no tuvo límites.Entonces decidió enamorar a algún tonto que la quisiese de esposa, para casarse pronto.
Un día, presumía por la ventana y el Ratoncito Veloz, quién había sido su más fiel admirador se apareció ante ellay de forma muy educada lepidió que se casara con él.
Ratita, Ratita hermosa, ¿ Quieres casarte conmigo ?.
No, no, no. Yo, casarme contigo Ratón feo, no, no, no.
Yo me casaré con un galán muyapuesto.
La Ratita lo rechazó de inmediato.
Ya que estaba convencida de merecer otros mejores pretendientes; y luego hizo correr la voz anunciando que deseaba casarse con algún apuesto galán, digno deella.
No tardaron en aparecer los aspirantes.
Primero fue el Gallo, engalanado con su plumaje multicolor.
- Ratita, ¿Quieres casarte conmigo?.
- Señor Gallo, es usted callado o hablador?- No hablo tanto, pero sí canto mucho ¡ ki – ki – ri – ki !
- Lo siento, señor Gallo, no me gusta su canto, no me dejará dormir.
- Luego vino el Asno.
- Ratita preciosa, ¿Se casaríaconmigo?
- Usted habla poco o mucho, señor Asno?
- Casi no hablo; la mayor parte del tiempo rebuzno ¡oinc. oinc!
- ¡ Oh, qué voz tan ronca ! Además usted es muy grande. No me caso,señor Asno.
- A continuación vino el Chancho.
- Deseo ser su esposo Ratita.
- “Quizás sí, o quizás no, antes quiero oír tu voz.
- ¡ Gruñ, gruñ ! respondió el Chancho.
- ¡ Oh...
tracking img