Cuerpo del delito de patricia corwell

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 432 (107838 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Patricia D. Cornwell

EL CUERPO DEL DELITO

Traducción de María Antonia Menini

grijalbo mondadori

2
El cuerpo del delito Patricia D. Cornwell

Título original: Body of evidence Traducido de la edición de Charles Scribner's Sons, Macmillan Publishing Company, Nueva York, 1991 © 1991 Patricia D. Cornwell © 1993 de la traducción castellana para España y América: MONDADORI (GrijalboMondadori, S.A.) Aragó, 385. 08013 Barcelona Diseño de la cubierta: Luz de la Mora Primera edición en Mitos Bolsillo ISBN: 84-397-0250-7 Depósito legal: B. 30.796-1998 Impreso en España 1996. - Cayfosa, Industria Gráfica, Ctra. de Caldes, km 3. 08130 Santa Perpetua de Mogoda (Barcelona)

El cuerpo del delito

Patricia D. Cornwell

Para Ed, agente especial y amigo especial

El cuerpo deldelito

Patricia D. Cornwell

Prólogo
13 de agosto KEY WEST M. de mi vida: Treinta días han transcurrido en mesuradas sombras de soleado color y cambios en la dirección del viento. Pienso demasiado y no sueño. Me paso casi todas las tardes en Louie's, escribiendo en el porche y contemplando el mar. El agua es verde esmeralda sobre el mosaico de los bancos de arena y aguamarina en las zonasmás profundas. El cielo parece infinito y las nubes son unas blancas vaharadas en perenne movimiento como el humo. Una brisa incesante borra los sonidos de los nadadores y de los veleros que amarran justo al otro lado del arrecife. El porche está cubierto y, cuando se desencadena una repentina tormenta, tal como suele ocurrir a última hora de la tarde, me quedo sentada junto a mi mesa, aspirando elperfume de la lluvia y viéndola alborotar el agua como cuando se frota un abrigo de piel en sentido contrario a la dirección del pelo. A veces, diluvia y luce el sol al mismo tiempo. Nadie me molesta. Ahora ya formo parte de la familia que regenta el restaurante como Zulu, el negro labrador que chapotea en pos de los aros que le arrojan, y los gatos callejeros que se acercan en silencio y esperaneducadamente que les echen algunas sobras. Los pupilos de cuatro patas de Louie's comen mejor que cualquier ser humano. Es un consuelo ver al mundo tratar con amabilidad a sus criaturas. No puedo quejarme de mis días. Las noches son lo que más temo. Cuando mis pensamientos regresan subrepticiamente a los oscuros recovecos y tejen sus temibles telarañas, empiezo a vagar por las abarrotadas callesde la ciudad vieja, atraída por los bares como una mariposa por la luz. Walt y PJ han refinado mis hábitos nocturnos hasta convertirlos en un arte. Walt regresa primero a la pensión porque su negocio de joyas de plata en Mallory Square cierra cuando oscurece. Destapamos botellas de cerveza y esperamos a PJ. Después vamos de bar en bar y solemos terminar en Sloppy Joe's. Nos estamos convirtiendoen amigos inseparables. Confío en que ellos dos sean siempre inseparables. El amor entre ambos ya no me parece fuera de lo corriente. Nada me lo parece, excepto la muerte que atisbo. Hombres pálidos y demacrados, con ojos como ventanas, a través de las cuales veo sus almas atormentadas. El sida es un holocausto que consume las ofrendas de esta pequeña isla. Es curioso que me sienta a gusto conlos exiliados y los moribundos. Puede que todos ellos me sobrevivan. Cuando permanezco despierta por la noche escuchando el zumbido del ventilador de la ventana, me asaltan imágenes de cómo será.

El cuerpo del delito

Patricia D. Cornwell

Cada vez que oigo sonar el teléfono, lo recuerdo. Cada vez que oigo caminar a alguien a mi espalda, me doy la vuelta. Por la noche, miro en el interiordel armario, detrás de la cortina y debajo de la cama, y después coloco una silla detrás de la puerta. Dios mío, no quiero regresar a casa. BERYL

El cuerpo del delito

Patricia D. Cornwell

30 de septiembre KEY WEST M. de mi vida: Ayer, en Louie's, Bret salió al porche y me dijo que llamaban al teléfono. Se me aceleraron los latidos del corazón cuando entré y escuché los ruidos de las...
tracking img