Cuerpo espiritu embotamiento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4001 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
“Las tres fronteras: Cuerpo, Espíritu, Embotamiento”

“Ser o no ser, esa es la interrogante”
Hamlet, de W. Shakespeare

Presentación
Como toda entidad presente en el Universo, sin excepción, todos los seres tienen un devenir. Y el del ser humano tiene la peculiaridad de que parece tener dos: uno real, el que le corresponde y uno abstracto, el que pretendeatribuirse a partir de la abstracción de la realidad. Pero no siempre fue así. Hubo un Antes. Cuando los seres humanos se confundían con el resto de los seres vivos del planeta. Un tiempo en el que vivimos en concordancia con la Naturaleza y sus leyes. Hasta que despertó el Ingenio del Hombre, y con ello su propia Historia de desencuentros y el enrarecimiento de su relación con el Universo y consigomismo.
Este ensayo es el recuento de mi muy personal interpretación de dicha historia desarrollada en el texto “Cuerpo, Espíritu y Embotamiento” y su proyección para el resto del siglo XXI. Espero poder mantener un hilo congruente y ameno a lo largo de este pequeño viaje al que invito a mis lectores a transitar conmigo
Introducción
Desde su nacimiento, el ser humano desarrolla un impas queparece provenir desde sus entrañas a falta o a sobra de algo. Como si careciéramos de un rasgo que nos permitiría comprender y aceptar las leyes del Universo tal como lo hacen los demás seres vivos, o bien, muy por el contrario, como si nos sobrara una cualidad que nos hace dudar de nuestra identidad como especie. Un rasgo que nos distingue de forma muy peculiar y particular de los demás organismosdel mundo.
Para bien o para mal, don o maldición, nacemos con propensión a oscilar entre una lógica y otra, de una visión de la realidad a otra. Esto genera una falla, un nemo, que a mi parecer es más como un río caudaloso de dudas, espejismos o ilusiones entre una orilla y la otra, que un día nos atrae hacia una orilla y al otro día nos repele o la abandonamos porque nos descubrimos ajenos aella.
Buscamos aliviar la zozobra. Al principio de los tiempos, instintivamente nos resguardamos en una Conciencia Paradójica. Es decir, nuestros ancestros desarrollaron una visión parcial de la realidad tendiente a incorporarnos de lleno al orden regulativo de las Leyes de la Naturaleza: vivíamos como animales, sufríamos como animales, “pensábamos” como animales. Pero la paradoja siempre estuvopresente: Pertenezco y no Pertenezco a todo esto.
Desde siempre, el ser humano ha vivido en dos dimensiones existenciales: la Mundano, lo Etéreo. Lo Físico, lo Metafísico, los Placeres de la carne y la Sublimación. Dos pasiones; por un lado, el apego a la tierra y las cosas y, por el otro, el desprendimiento del cuerpo y la trascendencia de la materia detonadas por el miedo o la fascinación, noshan hecho vacilar desde nuestros orígenes.
Y así, el vacío y la vacilación por los siglos de los siglos, como ecuación irresoluble:
Ser o No-Ser : esto , lo otro o ni lo uno ni lo otro
De modo que, por no tener remedio, con el propósito de dar alivio a dicho naufragio, el ser humano se ha inventado distintos paliativos a lo largo de su historia (desde el Paleolítico hasta lamodernidad). Siguiendo la filosofía Bermaniana, dichos malabares filosóficos los podemos resumir en tres estadios de la conciencia:
1) La Conciencia Paradójica (CP). Que se desarrolla a partir de la relación física (corpórea) con el mundo. La experiencia somática es cotidiana en el Paleolítico, por lo tanto natural, pero irreconocible concientemente. Cuando el ser humano se confundía con losdemás seres de la Naturaleza en su modo de vivir y concebir el mundo; un mundo de leyes muy claras y directas: nacer, crecer, reproducirse y morir. En donde la ley del más fuerte impera y el débil perece prematuramente. Un mundo que el ser humano percibe con los sentidos y que resuelve con el instinto, aunque lo instrumenta desde un subconsciente que guarda y agranda distancia con el otro mundo, el...
tracking img