Cuidado con lo que deeas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2279 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Otro periodista paga con su vida
El periodista Yensi Roberto Ordóñez Galdámez, de 24 años, de Nueva Concepción, Escuintla, se convirtió en una víctima más de la violencia que sufre el país, al haber sido asesinado en circunstancias no aclaradas. Maestro de primaria y comunicador, había recibido amenazas de muerte muy probablemente a consecuencia de su trabajo en un noticiero loca de televisiónpor cable.
Hace algún tiempo, la vida del corresponsal de Prensa Libre en Coatepeque, Jorge Mérida, también fue cortada por criminales que entraron en su vivienda y le dispararon sin mediar palabra. Un comunicado de la Asociación de Periodistas de Guatemala y de la Cámara Guatemalteca de Periodismo indica que durante el período del actual gobierno, un total de seis periodistas han perecidovíctimas de acciones criminales que han quedado impunes, como el 98 por ciento de las muertes violentas.
Estos dos hechos de nuevo ponen de manifiesto el peligro intrínseco y latente en el ejercicio del periodismo, sobre todo en los departamentos del país, donde la acción de los criminales es cada vez más impune, no solo contra quienes opinan e informan a la población. Ejercer la tarea periodística enestos lugares se convierte en peligrosa por muchas razones, pero en especial porque las pasiones políticas y de toda índole se encienden con más facilidad, fuerza y violencia.
Las actuales circunstancias de violencia en el país, con hechos criminales que han llevado la crueldad a alturas increíbles, hacen temer que aumente el riesgo de informar y de opinar sobre los hechos violentos, de la mismamanera como desafortunadamente ocurre en países vecinos.
En la época del enfrentamiento armado interno fue muy larga la lista de periodistas que perdieron la vida como consecuencia directa de su tarea de informar. Muchos medios informativos, incluyendo Prensa Libre, debieron parar el dolor de perder a algunos de sus periodistas, que además sufrieron secuestros o debieron irse a exilios a veceslargos.
Por eso es claro que el camino para lograr la libertad de expresión del pensamiento de la cual se goza hoy en Guatemala, no solo es largo, sino tiene dolor, lágrimas y sangre. Por eso mismo es claro también que debe preocupar, por sus efectos para el ejercicio de esa libertad, la violencia ciega cuyos ejemplos han comenzado a manifestarse en los últimos meses a consecuencia de los actosrelacionados con el narcotráfico y quienes se han apoderado de grandes áreas del territorio nacional.
Al presentar una enérgica protesta porque la muerte del periodista y maestro Ordóñez Galdámez quedará también impune, como quedó la de los demás colegas muertos violentamente, Prensa Libre manifiesta sus sentimientos de solidaridad a los familiares que hoy lloran su pérdida y solicita de manera firmea la Comisión Interamericana de Libertad de Prensa que presione para el esclarecimiento de esas muertes violentas. Una sociedad donde no hay respeto por la vida de quienes informan y comentan los hechos cotidianos se encuentra en una ruta que lleva a la perdición
Otro periodista paga con su vida
El periodista Yensi Roberto Ordóñez Galdámez, de 24 años, de Nueva Concepción, Escuintla, seconvirtió en una víctima más de la violencia que sufre el país, al haber sido asesinado en circunstancias no aclaradas. Maestro de primaria y comunicador, había recibido amenazas de muerte muy probablemente a consecuencia de su trabajo en un noticiero loca de televisión por cable.
Hace algún tiempo, la vida del corresponsal de Prensa Libre en Coatepeque, Jorge Mérida, también fue cortada por criminalesque entraron en su vivienda y le dispararon sin mediar palabra. Un comunicado de la Asociación de Periodistas de Guatemala y de la Cámara Guatemalteca de Periodismo indica que durante el período del actual gobierno, un total de seis periodistas han perecido víctimas de acciones criminales que han quedado impunes, como el 98 por ciento de las muertes violentas.
Estos dos hechos de nuevo ponen de...
tracking img