Cuidados paliativos.sedacion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 52 (12860 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
DECISIONES SANITARIO Y PACIENTE

EL CONSENTIMIENTO INFORMADO

El consentimiento informado.

El Consentimiento y la Información necesaria para que éste tenga validez jurídica son ramas de un mismo tronco: la Autonomía de la persona. El Principio de Autonomía tiene su origen en el reconocimiento de la persona como ser individual, dotado de racionalidad y libertad, lo que laconvierte en un ser diferente de lo físico, en fuente de moralidad y en ordenadora de todo lo que la rodea, para dirigirlo hacia su propio perfeccionamiento.
Reconocer esto significó aceptar la dignidad del ser humano en sí mismo y no en relación a la posición que ocupara en la organización social, dignidad que es consustancial a la persona y que deriva hacia una consecuencia universal: todas laspersonas son igualmente dignas. Este reconocimiento supuso el gran salto al pensamiento moderno y dio origen al nacimiento de los derechos individuales.

La aceptación de la dignidad de la persona basada en su capacidad de comprensión, de raciocinio, de juicio y en la voluntad libre o capacidad de elegir, ha llevado en la relación médico-enfermo a que sea el enfermo, siempre que su estadopsicofísico lo permita, quien tome las decisiones que considere más favorables para su persona entre las alternativas diagnósticas y terapeúticas que se le ofrezcan.

El modelo ético de comportamiento que ha sustentado clásicamente la relación médico-paciente ha sido el del paternalismo. El principio moral que subyace en esta forma de relación es el de la beneficencia paternalista, puestrata de procurar bienintencionadamente el mayor bien posible al paciente, tal como el médico entiende en qué consiste dicho bien como profesional cualificado que es. Este principio moral es el que gobernaba la ética de los médicos hipocráticos y el que, por herencia directa de éstos, ha configurado a lo largo de los siglos la concepción de la excelencia moral de los médicos. En el breve tratadohipocrático titulado Sobre la decencia, un pequeño manual de preceptiva ética técnica del médico, puede leerse que «el médico debe estar muy pendiente de sí mismo sin exhibir demasiado su persona ni dar a los profanos más explicaciones que las estrictamente necesarias».

Con esta actitud el médico hipocrático no trataba sino de respetar el horizonte de la ética griega, que no era otro que el deajustarse al orden natural. La obligación del médico era, en este sentido, tratar de restablecer en el enfermo el orden natural perdido, la salud, y la del paciente colaborar con el médico en ello. Todo aquello que pudiera dificultar esta tarea, como la excesiva información, debería ser, por obligación ético-técnica, sistemáticamente evitado. Sólo sería justificable excepcionalmente cuando lacomunicación de una cierta cantidad de información o la solicitud del consentimiento para alguna actividad terapéutica fuera estrictamente imprescindible a fin de garantizar la eficacia de la medida y la colaboración del paciente. Tal era el caso de la cirugía. Por otra parte, sólo el médico era conocedor del «arte», y sólo él podía saber lo que había que hacer para restablecer la salud. Era impensableque el enfermo tuviera algo que decir al respecto. Éste sólo podía, y debía, obedecer a todo lo que el médico prescribiera. Escribonio Largo, Galeno y todos los comentaristas medievales, renacentistas y posteriores del Corpus Hippocraticum no hicieron sino transmitir invariablemente a las sucesivas generaciones de médicos esta mentalidad. También la enfermería moderna ha estado imbuida por ella,como puede apreciarse, por ejemplo, en los escritos de Florence Nightingale. De todas formas, en este caso, por ser las enfermeras mayoritariamente mujeres, la relación clínica ha sido denominada «maternalismo», pues la posición de la enfermera la obligaba a adoptar el mismo papel que el de la esposa en la relación patriarcal clásica, sumisa al marido, por un lado,y cariñosa con sus hijos, por...
tracking img