Cultura

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 44 (10813 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
“CULTURA POPULAR TRADICIONAL
Y DISCIPLINAS DE TRABAJO INDUSTRIAL.
ASTURIAS 1880-1914”

Jorge Uría

Como es sabido, entre las causas aducidas para explicar las limitaciones de rentabilidad en las industrias asturianas -y muy especialmente en el sector minero- ha solido recurrirse insistentemente a las características peculiares de una mano de obra escasa, de bajos rendimientos y, endefinitiva económicamente gravosa para la empresa. Sería a partir de los años ochenta del siglo pasado cuando se empezasen a dar las pruebas más acabadas de la preocupación por este tema, así como el avance de un programa más o menos minucioso de medidas conducentes a contrarrestar los aspectos más negativos sobre la productividad del conjunto laboral; y los informes de ingenieros de minas como FranciscoGascue o José Suárez, aparecidos en estos años, son un excelente ejemplo de ello. El desarrollo de este programa, en todo caso, implicó cambios apreciables en la consideración que hasta ese momento había merecido la mano de obra. No había sido común hasta entonces tener en cuenta este elemento entre los factores que intervenían en los "costes de explotación", y cuando se hacía era para subrayar,como hacía Pérez Moreno en un informe de 1856, las muchas cualidades de una población "honrada, parca y tranquila", y elogiar las características de "frugalidad y de carácter naturalmente pacífico y sumiso, de que resulta la baratura en la mano de obra y también la confianza en la tranquilidad pública".

Los informes de los ingenieros de minas destacados en Asturias, sin embargo, muy atentos alas condiciones laborales exigidas para una industria que comenzaba a desarrollarse de un modo apreciable, empezaron a ofrecer un panorama sensiblemente distinto de este asunto. Ya en 1861 Restituto Álvarez Buylla consideraba una necesidad para los propietarios mineros el atraer una población obrera "morigerada y con la indispensable subordinación"; y estas cualidades pasaron a ser una exigenciaparticularmente insistente a partir de la década de los años ochenta. En muy poco tiempo, pues, se estaba construyendo una imagen del trabajador minero inversa a la que hasta entonces se había manejado. Las virtudes de sobriedad y parquedad, elogiadas antaño, pasaban a ser ahora causa de bajos rendimientos en el trabajo; y la laboriosidad que se les había supuesto en otra época, se mudaba en unaindolencia exasperante. En realidad no había ninguna razón sólida para admitir la idea de que la mano de obra hubiese registrado un cambio tal radical en tan corto lapso de tiempo; por el contrario, la razón última de esta distinta valoración radicaba, ni más ni menos, que en el cambio de percepción de esta problemática registrado entre la burguesía regional. En otras palabras, el mismo colectivolaboral que había sido suficiente en su volumen y comportamientos para una fase embrionaria de la industrialización, se revelaba crecientemente inadecuado a las exigencias del desarrollo capitalista que se estaba consolidando en la segunda mitad de siglo con trazos cada vez más firmes, y que suponía, desde luego, un colectivo laboral más numeroso, disciplinado y adaptado a los ritmos y exigencias derendimiento propias de un proceso industrializador en franca expansión.

Como es sabido también, en concordancia con lo sucedido en otros países -aunque pueda discutirse en qué grado preciso de coetaneidad con ellos-, iba a desarrollarse todo un proyecto de intervención en las relaciones laborales de corte marcadamente paternalista, y con el objetivo de organizar un "programa social" que,otorgando una serie de ventajas a la población trabajadora, fuese capaz de atraer y fijar una mano de obra rural excepcionalmente renuente a sujetarse a los ritmos y exigencias laborales del capitalismo. Dado que a partir de los años ochenta se iba a conocer en Asturias una fase de decidida expansión industrial, tanto la necesidad de este "programa social" de las empresas como la percepción de los...
tracking img