Cultura

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (481 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El culto al cuerpo
Alizia Stürtze
La utilización, el reconocimiento, el disfrute de nuestro cuerpo puede ser hermoso y liberador (por algo ha combatido y negado siempre la Iglesia nuestra libertadde decidir sobre él), pero puede ser también alienante. Si con la revolución sexual de los 60 (llamada así en un reduccionismo muy parecido a ése que nos anuncia la llegada de la revolución víaInternet que olvida que la revolución es algo muy complejo que no se limita ni al sexo ni a estar conectado a un aparato) pareció que soltábamos amarras y dábamos al soporte corporal la parte que lecorrespondía en nuestro desarrollo integral, últimamente el cuerpo parece estar convirtiéndose en mero objeto de consumo en una sociedad que no ofrece al individuo ninguna otra expectativa de libertadglobal.
Aeróbic, pesas, cirugía plástica, cambio de color o de sexo . . . La nueva plasticidad del cuerpo, su nuevo potencial de metamorfosis, nos permite escapar en cierta medida a nuestro destinobiológico, algo impensable hace unos años. El cuerpo se convierte así en un nuevo campo de lucha y de autorrealización (no hay más que ver lo cachas que se ponen los beltzas en el gimnasio para poderautorrealizarse mejor en el trabajo). Ya no nos interesa cambiar la sociedad. Nos conformamos con cambiar nuestro cuerpo y reducimos así el campo de lo social a lo meramente personal.
Esta política delcuerpo, esta elevación de las funciones corporales a la categoría de "liberación", no se limita desgraciadamente a las capas pudientes (aunque éstas tengan, claro está, más posibilidades) sino que estácada vez más presente entre las clases trabajadoras, sobre todo entre los jóvenes para quienes el trabajarse el cuerpo, lo mismo que la posesión de coche o inalámbrico, o la posibilidad de viajar o deseguir la ruta del bakalao entre botellín y botellín de agua (¡qué sano!), se convierten en signos de liberación, cuando no son sino espejismos, sucedáneos de liberación. Y es que pensar que somos...
tracking img