Custodia compartida: entre las manifestaciones de un malestar contemporáneo y las formas de organización de la ley y el deseo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3433 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Custodia compartida: entre las manifestaciones de un malestar contemporáneo y las formas de organización de la ley y el deseo

La investigación puede ser muy difícil y exigente,
y con frecuencia nos equivocamos.
A veces el obstáculo puede ser la falta de voluntad:
no querer conocer la respuesta con la intensidad necesaria
como para tomarse todo el trabajo que implica buscarla,
o noquererla conocer en realidad
y hacer lo imposible para no encontrarla
(Susan Haack)[1]

La familia concebida como una institución humana universal que permite superar el estado animal, al ser el resultado de una construcción social que va más allá de la diferencia de los sexos y por tanto de la procreación como algo “natural”, instaura los vínculos de filiación que ligan a las personas entre sí através de una unión ritual de orden jurídico o religioso y a la descendencia en un genos, un linaje, una raza, una dinastía, una casa, etcétera (Roudinesco, 2006, p.18).

Siguiendo los planteamientos de esta autora, esta familia tal y como se conoce en occidente, es producto de una larga evolución dentro de la que se distinguen tres períodos, expuestos así: “la familia tradicional” que asegurabala transmisión del patrimonio por medio de una célula apoyada en un orden de mundo autoritario-patriarcal e inmutable, simbolizado bajo la consigna de un Ser Divino; “la familia moderna” fundada en la unión por el amor romántico, que se sanciona a través de la reciprocidad de deseos y sentimientos, pero que valoriza la división sexual del trabajo, enmarcada en la privacidad del hogar en la que sesuceden toda serie de dominaciones, atribuciones y excesos ocultos; y finalmente “la familia contemporánea” unida por periodos alrededor de la satisfacción sexual, en la que se hace problemático una definición de roles rígida y la atribución del poder, y dentro de la cual cobran significado las rupturas del poder patriarcal y la irrupción de lo femenino a partir de la declinación de la aureoladel Padre, evento que da origen a la denominación de “desorden” a la que hoy se alude con frecuencia y a la sucesiva angustia por una perspectiva de disolución de la familia.

Es justamente en este etapa contemporánea de la evolución de la familia donde aparecen los cuestionamientos a la vigencia del modelo histórico-hegemónico, nuclear, heterosexual, patriarcal y ceden terreno los estereotipose ideales fundados en los principios mismos de la autoridad. Y abocan a la familia a un juego de fuerzas en medio de las cuales parecería que requiere reinventarse, además que nutren perspectivas desde las que se exponen que la familia moderna es un “modelo en crisis” debido a las transformaciones en las relaciones generacionales y de género (Merea, 2005 p. 45).

Las transformaciones a las quese aluden, tienen que ver por un lado con la irrupción de la ciencia cartesiana a partir de la cual se produce lo que se ha denominado como la declinación de la figura paterna, una declinación relacionada con la pérdida de la existencia de Dios, de la Ley del Padre, que instaura un vacío allí donde la Ley paterna, divina, monárquica, organizaba la relación entre los hombres en los dominios de lavida y la muerte (Ramírez, 1999, p. 39); y por otro, con el desarrollo de los principios y de las contradicciones que se gestan en el seno de la modernidad y que se han ido decantando a lo largo de dos siglos y medio (del siglo XVIII a la segunda mitad del siglo XX) en los que se evidencian lo que podríamos llamar las tendencias características del orden posmoderno dentro de las que se reconocen laexaltación del interés individual sustentado en el ejercicio libre de los derechos, la reivindicación narcisista del bienestar propio por encima del de los otros; y la promoción del goce auspiciada por el consumo ya no sólo de objetos, sino de representaciones y formulas de felicidad (López, 2007).

De hecho si observamos la evolución de las sociedades occidentales desde fines del siglo XIX...
tracking img