Día de muertos en chilac

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1761 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
"La cultura mexicana, afianzada en su identidad, no distingue entre la vida y la muerte: todo es vida, y la muerte es parte de ella..." José Antonio MacGregor

También en Chilac, como en cada rincón de México, año con año los difuntos se congregan en el panteón para ser complacidos con las tradiciones locales, como los armonios, las velas enfloradas y las chozas.Tiesos, resecos, tirados a plenosol, yacen por aquí y por allá los cadáveres. Es primero de noviembre y la gente deambula agitadamente entre los cuerpos y las cabezas; los miran detenidamente, los cargan y toman algunas orejas de las que hay amontonadas en el suelo. Con rostros maquillados por la indiferencia que da la costumbre de años, cada mujer toma su cadáver y lo lleva a casa para allí, lenta y casi ceremoniosamente,devorar hasta el último gramo de su carne y de su piel... Son los otros muertos, los sin homenaje ni ofrenda, los olvidados, ¡los de la matanza! Los chivos de la famosa matanza en la vecina ciudad de Tehuacán, que por miles surten de carne a la región en una temporada que coincide con el día de Muertos.
Allá en Tehuacán, a 20 kilómetros, la gente bulle entre las flores, los panes y las velas delllamado mercado de muertos, el tianguis anual que provee de todo lo necesario para la celebración.Aquí en Chilac los preparativos son menos notorios pero no por ello menos intensos. En unas casas se hace pan, en otras arreglos florales, y en todas se preparan las ofrendas, como cada día.Tradicional en la región, el pan de burro no falta en las ofrendas, y en casas como la de la familia Leiva el hornode ladrillo no descansa un solo instante para poder surtir la demanda en estos días. Variante del pan de burro –llamado así por la manera antigua de transportarlo, no por contener algún ingrediente equino– es el pan tochi (de tochtli, “conejo”, en náhuatl). Bañado de “sangre” se mete al horno, y después de acompañar un rato al fuego tan rojo como él, se saca y ya está listo para deleitar a losdifuntos: oloroso, esponjado, caliente y acaramelado.En otra casa también se trabaja y se atrapan los colores para los difuntos, pero en vez de con harina y azúcar, con plástico y papel. Se arman arreglos de coloridas flores para adornar las largas velas que compra la gente y que coloca en la ofrenda y en el sepulcro del difunto, pero sólo del que no ha cumplido un año de fallecido. Es una tradiciónde Chilac, con cada día menos artesanos florales y más plástico en vez de papel crepé; como ocurre con el pan, cuya roja azúcar ya no se tiñe con cochinilla.Flores que escurren color y gracia son también las de otra notable tradición que quiere extinguirse, las del traje regional de la mujer chilateca. Con un poco de chaquira y un mucho de paciencia se bordan las camisas (blusas) blancas condiversos motivos, como flores que, por cierto, dicen, no se diseñan previamente, sino que van saliendo, al momento, de la imaginación. Blusas fantásticas heredadas de madres a hijas y ya poco elaboradas; blusas que se antoja enmarcar son el alma del traje regional que se luce en los bailes y se completa con la falda de lana y el rebozo, collar de coral rojo y el sello indígena: la jícara (para tomarlapo, bebida regional de pulque y jugo de caña) y el tenate (para acarrear y guardar objetos).
Los mismos tenates, pletóricos de frutas, adornan las ofrendas de Chilac y las caracterizan, junto con las velas enfloradas, el pan de burro y las canastas de comida cubiertas con papel picado.  No falta en Chilac quien entre los frutos de la cosecha coloca en la ofrenda unos ajos, el cultivo másrepresentativo de la comunidad. De los terrenos que circundan el pueblo sale gran cantidad de ajo que se envía a otras regiones, del ajo blanco y del morado, ajos que tienen inigualable sabor.Menos común es el chile, el cual, contrariamente a lo que podría pensarse, casi no se cultiva en esta población, cuyo nombre significa “lugar de chile”, de acuerdo con una de las versiones. Otra de ellas, basada en...
tracking img