Dafnis

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2340 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
“Ciudad de Lesbos es Mitilene, grande y hermosa. La parten canales por donde entra y corre la mar y la adornan puentes de lustrosa y blanca piedra. No semeja la vista ciudad sino un grupo de islas (…) montes abundantes de caza, fértiles sembrados, dehesas y colinas cubiertas de viñedos, todo junto a la mar”
En el fragmento citado anteriormente se puede notar como el autor nos hace entrar en elambiente de su novela relatándonos el espacio en donde suceden la mayoría de los sucesos de este amor de pastores. Podría decirse que la novela ofrece al lector una biografía de los protagonistas desde el momento de su nacimiento hasta el final feliz. El narrador, que en todo caso es omnisciente, está mirando desde luego todas las acciones que realizan los personajes y conoce sus íntimospensamientos.
Dafnis es encontrado por el pastor o cabrero Lamon. Sus padres lo habían abandonado al nacer, empero le habían dotado de ricas joyas y monedas para que le criase cualquiera que le encontrara. Una cabra del rebaño de Lamon, compadeciéndose del pobre bebé que yacía solo en la cueva de las Ninfas le amamantó cual si fuera su propia madre y así el infante logró sobrevivir hasta quesorpresivamente fue hallado.
Contrario a lo que se podría esperar, Lamon y su mujer Mirtale recibieron con no poco regocijo el hallazgo del niño, no porque viniera tan ricamente adornado sino porque no tenían hijos y decidieron adoptarle como hijo suyo escondiendo las alhajas por si en alguna ocasión Dafnis las llegase a necesitar.
Cloe es dos años menor que Dafnis y su destino, que a la larga se uniría yvendría a ser uno solo con el de su amado, tuvo muchas coincidencias con el de él como haber sido igualmente abandonada por sus padres en la cueva de las Ninfas con muchas joyas. Allí el narrador quiere dar a saber de una vez como la vida de estos dos personajes va a estar siempre ligada, no sólo por su nacimiento sino también por su oficio pues Dafnis se hace cabrero y Cloe pastora, oficios queestuvieron muy de boga en la antigua Grecia porque las cabras y las ovejas eran criadas de forma artesanal para la producción de leche y lana respectivamente.
Los protagonistas eran unos jóvenes sin experiencia alguna de lo que es la vida, para ellos su pubertad y adolescencia es muy pero muy diferente de la de muchos jóvenes de la actualidad quienes viven sumidos en la moda y otras atraccionesy a veces ni por pienso se percatan de las grandes cosas que están ocurriendo dentro de sí. Dafnis y Cloe juegan, se recrean sanamente, como dos niños que cumpliendo sus deberes hallan satisfacción y gozo. Puede decirse que sienten atracción pero son tan inocentes que no saben cómo demostrársela.
El amor que hay entre Dafnis y Cloe es una cosa admirable, es algo divino. Así mismo lo expresa elautor cuando dice que Amor mismo (a parecer personal debe entenderse como el dios griego Eros, equivalente al romano Cupido, dios del amor) los protege y los une como una de sus parejas predilectas, por tanto se trata de un sentimiento sin mácula que no sólo busca satisfacción carnal o es simple deseo sino que augura paz y cariño entre los dos para dar y recibir lo que se dan: amor.
Las cosasbuenas pocas veces hallan un camino libre de tropiezos y adversidades, el amor es probado por Dios “como se prueba el oro en el crisol”. Así la pareja de la novela se encuentra con muchas vicisitudes para realizar el ideal que se han propuesto. Cloe era una mujer muy hermosa, por tanto era casi imposible que sólo Dafnis se fijara en ella. Así hubo hombres como Dorcon quien se prendó de la muchacha ehizo mil recovecos para arrancarla del amor de Dafnis pero que al final padece un triste desenlace. Cierta vez Cloe es atrapada por unos extranjeros de Metimna y llevada forzosamente hacia su ciudad, sin embargo cuando se encontraban en alta mar el dios Pan muestra su solicitud hacia Cloe socorriéndola. “¡Oh los más impíos y malvados de todos los mortales! (…) Os he de anegar y os he de dar por...
tracking img