Dahl a. robert. democracia y pluralismo.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 46 (11465 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 7 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
DEMOCRACIA Y POLIARQUÍA EN ROBERT A. DAHL Ramón Máiz Universidad de Santiago de Compostela

La extensa obra de Robert A. Dahl (1915), durante muchos años profesor de Ciencia Política en la Universidad de Yale, constituye una de las más ricas y complejas reflexiones contemporáneas sobre la democracia. En las páginas que siguen

sintetizaremos sus principales argumentos desde una posiciónabiertamente crítica con los dos ejes interpretativos que han presidido de modo reiterado las principales polémicas en torno a su obra; a saber: 1) los supuestos problemas derivados de la articulación entre teoría política normativa y teoría política de orientación empírica, ejemplificados en el par conceptual Democracia y Poliarquía; 2) la sobredimensionada descontinuidad de un pensamiento que, desdePolíticas, Economics and Welfare

(1953), escrito conjuntamente con Charles Lindblom, hasta Democracy and its Critics (1989), transitaría desde un behavioralismo acrítico y complaciente con la democracia U.SA., a un neopluralismo crítico y progresista. Desde luego, no pueden negarse las dificultades de conciliar las muy diferentes exigencias conceptuales de los análisis empíricos y normativos enel seno de la Ciencia Política. Pero la obra de Dahl aporta una discusión compleja de la democracia que permite conectar con las limitaciones democráticas de las poliarquías realmente existentes para sugerir reformas estructurales plausibles. Tampoco deben desatenderse las discontinuidades resultantes de los cambios de contexto sociopolítico e intelectual en los USA, desde la ilusión de laposguerra, con el “New Deal” aún en el recuerdo, a los oscuros tiempos de la guerra de Vietnam, el Watergate, la corrupción, la ampliación incontrolada de los poderes del Presidente, la creciente desigualdad económica y la marginación, el estallido del racismo etc. De hecho, el grueso de la obra de Dahl se desarrolla en los años en que “el orden económico-político de los USA desplegó sus incapacidades,incluso sus perversidades, más que sus méritos” (Dahl y Lindblom, 1976:XX). Ahora bien, veremos que mientras en algunos aspectos, como el optimismo pluralista en torno al consenso y la no concentración de poder en pocas manos, la autocrítica es patente, en otras, como la 1

preocupación por la relacion entre economía de mercado, igualdad y democracia existen continuidades de relieve. Encualquier caso, estamos ante una trayectoria intelectual de gran coherencia y rigor, centrada en la depuración de los criterios necesarios para la existencia un sistema democrático digno de tal nombre, y muchos de cuyos cambios y desarrollos resultan motivados no sólo, aunque también, por el crítico contexto intelectual y político de la época, sino por las estrictas exigencias internas del propioprograma de investigación. Y es que el hilo conductor de la entera obra de Dahl debe procurarse en la pretensión, siempre inacabada por su ambición y vocación crítica, de construir un marco teórico que suministre de forma satisfactoriamente articulada los elementos históricos, normativos y empíricos de la democracia (Dahl 1997:7).

1.- Ciencia Política y Teoría normativa

La articulación de la teoríapolítica normativa y el análisis empírico nace del propio objeto de estudio de Dahl: la democracia. En efecto, el término “democracia” es claramente polisémico pues, entre otros, contiene dos conceptos bien diferentes: por una parte, un ideal de sistema político; por otro, un conjunto de sistemas políticos reales que suelen estar muy lejos de aquel ideal. Pues bien, el objeto de la teoríapolítica, como subcampo de la Ciencia Política - y en ello se diferencia de la Filosofía política y la filosofía moral - es tanto la clarificación y refinamiento de los conceptos, cuanto la elaboración de estándares y criterios de evaluación crítica de los sistemas políticos. Ahora bien, la fijación de un umbral mínimo, que debe ser superado por un proceso político para adquirir la condición de...
tracking img