Danniie

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3866 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
CLÁSICOS A MEDIDA
11 12 13 14

La Celestina
Fernando de Rojas
Adaptación de Francisco Alejo Fernández Ilustraciones de Puño

Introducción

INTRODUCCIÓN

La Celestina hoy

Hace ya más de quinientos años, Fernando de Rojas, con la ayuda previa de un segundo autor cuyo nombre desconocemos, escribió esta obra. A pesar del tiempo transcurrido, como ocurre con los grandes clásicos de laliteratura, La Celestina sigue teniendo actualidad. ¿No nos quejamos de la excesiva importancia que nuestra sociedad concede al dinero? En La Celestina se habla continuamente de dinero. El brillo del oro lleva a la perdición a sus protagonistas. Todos los personajes se mueven con loco afán por conseguir provecho. Dinero, oro, provecho, ¿cuántas veces aparecen en el texto de Rojas estas palabras?El egoísmo es protagonista de la obra. Todos los personajes que la pueblan buscan únicamente el interés personal. Los apartes —espacios de libertad en que expresan sus verdaderos pensamientos— lo demuestran. Celestina pone en marcha toda una trama para que Calisto consiga a Melibea, y en ella invita a

7

La Celestina

participar a los criados de Calisto, a los que envuelve y engaña conpromesas de riquezas y con la atracción erótica de las muchachas que trabajan para ella. Por otra parte, tienen todos los personajes de La Celestina una clara conciencia del paso del tiempo, una clara percepción de la proximidad de la muerte y saben de lo cambiante de la fortuna. Gozar es el único remedio para aprovechar la brevedad de los días: «No hay cosa tan ligera huyendo como la vida. La muertenos sigue y rodea, de ella somos vecinos», dice Pleberio. Celestina insiste una y otra vez en el tópico del carpe diem (‘aprovecha tu juventud mientras dura’), mostrando su arrepentimiento por haber dejado pasar algunas oportunidades de goce que en su juventud se le presentaron. La vejez, según Celestina, solo nos depara males. Los personajes se mueven a instancias de sus temores, de sus terrores.Tendríamos que valorar si son los mismos que atenazan a los hombres y mujeres de hoy, a los jóvenes y a los viejos. En la obra se nos ofrece un extraordinario retrato de unos padres que ignoran lo que su hija siente, piensa y hace. La distancia generacional parece que está aquí apuntada y es indudablemente uno de los motivos de la tragedia final. La ignorancia raya en la irresponsabilidad. Peroes parte fundamental de la tragedia: no saber lo que se debería saber. Lo advertimos desde la primera visita de Celestina a casa de Melibea. Y sin embargo, Pleberio y Alisa son padres cariñosísimos, atentos a los deseos de su hija, dispuestos incluso a pedirle su opinión para la elección de esposo, y que lloran con desconsuelo infinito la muerte de su hija. ¿Duda alguien de que no hay nada nuevobajo el sol?

8

Introducción

El amor, motor de La Celestina

Pero La Celestina también es una historia de amor, o sobre el amor, o de cómo el amor transforma a los hombres y a las mujeres. Todos están afectados por esta enfermedad —como tal se trata en el libro, como tal se describen sus síntomas—. Calisto, el primero. Sin embargo no están menos heridos por las saetas de Cupido suscriados, Sempronio y Pármeno. Para conseguir el amor deseado, este rompe las barreras de sus propias creencias, traiciona no solo a su señor, sino también a sí mismo. La vieja Celestina dirige, con su portentosa batuta —hecha de experiencia, de conocimiento del ser humano, de palabras—, este gran concierto… o desconcierto. ¿No es el amor una fuerza poderosa que protagoniza las historias que tú conoces,las películas que ves en el cine? ¿No viven y mueren los personajes de ellas por amor? ¿Quién puede negar su poder, el placer que produce, la amargura que muchas veces acarrea? ¿Qué gran historia no es, en fin, una historia de amor?

Una historia compleja

¿A quién podemos salvar, si todos actúan empujados por el egoísmo, si todos terminan traicionando a su prójimo: Calisto, a sus criados;...
tracking img