David amitage - hobbes y los fundamentos del pensamiento internacional moderno

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 53 (13245 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ARTÍCULOS

HOBBES Y LOS FUNDAMENTOS DEL PENSAMIENTO INTERNACIONAL MODERNO* HOBBES AND THE FOUNDATIONS OF THE MODERN INTERNATIONAL THOUGHT DAVID ARMITAGE
Universidad de Harvard

Fecha de recepción: 1-11-05 Fecha de aceptación: 15-11-05
Resumen: Este artículo indaga sobre cómo llegó a aceptarse a Hobbes como una figura fundacional en la historia del pensamiento internacional a causa de suafirmación de que el ámbito de las relaciones internacionales se asemeja a un estado de naturaleza habitado por agentes competitivos y atemorizados. El autor sostiene que las reflexiones de Hobbes sobre la dimensión externa del Estado son más amplias de lo que suele señalarse y realiza un estudio de la pervivencia de su pensamiento a partir del siglo XVII, demostrando que no fue hasta el siglo XXcuando adquirió tal preeminencia, como consecuencia del consenso alcanzado respecto al hecho de que el ámbito de las relaciones internacionales era ciertamente anárquico. Sin embargo, Hobbes no inspiró directamente esta concepción de las relaciones internacionales, sino que fueron sus partidarios quienes recurrieron a él para apoyar sus teorías, pues Hobbes opinaba que el estado de naturalezainterestatal no podía ser equiparado al interpersonal, dado que si bien los Estados podían ser tan temerosos y competitivos como los individuos en sus relaciones mutuas, no obstante, no eran tan vulnerables ni esta situación de anarquía impedía la cooperación internacional. This article tries to explain how Hobbes came to be accepted as a foundational figure in the history of international thought as aconsecuence of his identification of the international arena with a state of nature populated by fearful and competitive actors. The author points out that Hobbes´s reflections on the state in its international capacity are more expansive than could be

Abstract

* Traducción de Ramón Ruiz Ruiz, Universidad de Jaén. Esta traducción cuenta con la autorización de Cambridge University Press. Elautor quiere mostrar especialmente su agradecimiento por sus comentarios a las versiones anteriores del presente trabajo a Annabel Brett, Michael Doyle, Tim Hochstrasser, Quentin Skinner, James Tully y Lars Vinx. ISSN: 1133-0937 DERECHOS Y LIBERTADES Número 15, Época II, junio 2006, pp. 17-46

18

David Armitage inferred from most treatments of the subject and carries out a survey on theafterlife of his international thought from the seventeenth century, demonstrating that it was only in the twentieth century when he assumed such a canonical place, once a consensus had emerged that the international realm was indeed anarchic. However, Hobbes did not directly inspire this conception of the relations between states, but it was its proponents who invoked him to support their theorybecause Hobbes thought that the international state of nature was not equivalent to the interpersonal one, given that though states could be just as fearful and competitive as individuals in their relations with one another, they were not so vulnerable nor did this condition of anarchy prevent international cooperation.

PALABRAS CLAVE: anarquía, estado de naturaleza, derecho de las naciones,derecho natural anarchy, state of nature, law of nations, law of nature KEY WORDS: «Profecto utrumque vere dictum est, Homo homini Deus, & Homo homini Lupus. Illud si concives inter se; Hoc, si civitates comparemus».
(Thomas Hobbes, De Cive)1

El renacimiento que ha tenido lugar en la historiografía del pensamiento político a partir de los años sesenta ha sido uno de los mayores logros de la historiaintelectual angloamericana. Los orígenes de este resurgimiento se pueden remontar a la revolución contextualista en la historia del pensamiento político, asociada principalmente con algunos historiadores de la Universidad de Cambridge como Peter Laslett, John Pocock, Quentin Skinner y John Dunn. Si miramos a sus inicios, es evidente que el impulso crucial para la inminente revolución lo supuso...
tracking img