De la autoestima al egoismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 46 (11344 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Jorge Bucay

De la autoestima al egoísmo

océano

DE LA AUTOESTIMA AL EGOÍSMO 
© MAGAZINES, S.A. Buenos Aires, Argentina
Para su comercialización exclusivamente
en México, Estados Unidos de Norteamérica, 
Canadá, países de Centroamérica, países del Caribe, 
Colombia, Venezuela, Ecuador y Perú:
D. R. © EDITORIAL OCÉANO DE MÉXICO, S.A. de C.VEugenio Suc 59, Colonia Chapultepec Polanco
Miguel Hidalgo, Código Postal 11560, México, D.F
Tel. 5282 0082 Fax 5282 1944
PRIMERA EDICIÓN
ISBN 970 651 421 X
Quedan rigurosamente prohibidas, sin la autorización 
escrita del editor, bajo las sanciones establecidas en las leyes, 
la reproducción parcial o total de esta obra por cualquier medio 
oprocedimiento, comprendidos la reprografía y el tratamiento 
informático, y la distribución de ejemplares de ella mediante 
alquiler o préstamo público.
IMPRESO EN MÉXICO / PR1NTED IN MÉXICO

Índice

Prólogo, 9

De la autoestima al egoísmo, 13 
Miedos, 91 
Culpa, 171

PRÓLOGO DEL AUTOR

Me siento en mi computadora a escribir el prólogo de este libro y sólome aparece la gratitud. Gracias a Perla, responsable de la idea de este libro, que pacientemente grabó una y otra vez las charlas que contiene.
Gracias a Miguel Lambré, quien insistió y trabajó para hacer de esa idea una realidad.
Gracias a Karina Bonifatti, por ayudarme a convertir mis charlas en un texto escrito.
Gracias a los lectores, que amorosamente me animan con sus cartas yhalagos a seguir publicando.
Gracias a cada uno de los asistentes a las charlas, por haber hecho posible que éstas sucedieran.
Y por último, como suele pasarme después de haber puesto en palabras mi emoción, aparece algo más. Aparecen mis ganas de hacerles un regalo...
Este cuento me lo contó hace algunos meses un amigo, al encontrarnos en un estacionamiento:

A una estaciónde trenes llega, una tarde, una señora muy elegante. En la ventanilla le informan que el tren está retrasado y que tardará aproximadamente una hora en llegar a la estación. Un poco fastidiada, la señora va al puesto de periódicos y compra una revista, luego pasa por una tienda y compra un paquete de galletitas y una lata de refresco.
Preparada para la forzosa espera, se sienta en uno de loslargos bancos del andén. Mientras hojea la revista, un joven se sienta a su lado y comienza a leer un periódico. Imprevistamente la señora ve, por el rabillo del ojo, cómo el muchacho, sin decir una palabra, estira la mano, agarra el paquete de galletitas, lo abre y después de sacar una comienza a comérsela despreocupadamente.
La mujer está indignada. No está dispuesta a ser grosera, perotampoco a hacer de cuenta que nada ha pasado; así que, con gesto ampuloso, toma el paquete y saca una galletita que exhibe frente al joven y se la come mirándolo fijamente.
Por toda respuesta, el joven sonríe... y toma otra galletita.
La señora gime un poco, toma una nueva galletita y, con ostensibles señales de fastidio, se la come sosteniendo otra vez la mirada en el muchacho.
Eldiálogo de miradas y sonrisas continúa entre galleta y galleta. La señora cada vez más irritada, el muchacho cada vez más divertido.
Finalmente, la señora se da cuenta de que en el paquete queda sólo la última galletita. “No podrá ser tan caradura”, piensa, y se queda como congelada mirando alternativamente al joven y a las galletitas.
Con calma, el muchacho alarga la mano, toma la últimagalletita y, con mucha suavidad, la corta exactamente por la mitad. Con su sonrisa más amorosa le ofrece media a la señora.
¡Gracias! —dice la mujer tomando con rudeza la media galletita.
De nada —contesta el joven sonriendo angelical mientras come su mitad.
 El tren llega. 
Furiosa, la señora se levanta con sus cosas y sube al tren. Al arrancar, desde el vagón ve al muchacho...
tracking img