De la experiencia educativa a la reivindicación del los distintos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1432 palabras )
  • Descarga(s) : 31
  • Publicado : 4 de agosto de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
De la Experiencia Educativa a la Reivindicación de los distintos…

Veinte años casi son ya desde mi última experiencia estudiantil… difícil tarea es, entonces, situarme en el recuerdo de esta maravillosa, única y marcadora aventura de ser “alumna” (sin luz).

Y verdaderamente lo fui, claro, bastante poco “iluminada” como para soportar la cultura de la imposición, del autoritarismo en el aulay la incuestionabilidad del maestro.

Sin embargo, por esta misma razón, se hace menos arduo el cometido, si efectivamente tengo la convicción de que fue una tremenda e imborrable experiencia.

Soy de aquella generación que se formó tristemente en el angustioso período de la dictadura en Chile. Una generación de jóvenes que, sin derecho a pretender la ansiada autonomía que debiera otorgar unaeducación digna, lamentó posteriormente el saberse absolutamente ignorante, no sólo de los conocimientos mínimos aconsejables para cualquier ser humano, sino ignorante del mundo, del país, de la sociedad de la que era parte y que estaba siendo cómplice.

Y, como para coronar esta lastimosa situación, también formé parte de un segmento que es transversal a cualquier generación: los pobres.Es decir, no sólo soy producto de un tiempo oscuro de nuestra historia, donde a un grupo de jóvenes se les privó del conocimiento social, sino que además, de un sub grupo al cual se le privó del conocimiento educacional.

Qué quiero decir con esto, que toda esta generación de jóvenes estudiantes de la década de los ’80, no sólo NO tuvimos acceso a la realidad social y política que vivía nuestropaís (lo que debo reconocer hasta con vergüenza), sino que también se nos negó el acceso a la realidad de las ciencias, de la filosofía, de la cultura, en definitiva, se nos negó el acceso al desarrollo.

Evidentemente, es en este período cuando comienza ya a mostrarse una marcada separación entre clases sociales y económicas, que se traduce en que los que cuentan con los recursos económicos parapagar una educación, pueden acceder a ella, mediocre, pero por lo menos acceden y logran algún objetivo. Y, por el contrario, quienes no cuentan con estos recursos, deben conformarse con seguir viviendo en la ignorancia y en ver sus anhelos truncados.

Es este período donde se establecen los mayores cambios que hoy en día vemos plasmados en la crisis de la educación chilena, que se hatransformado en el rasgo más evidente de la diferenciación de clases. El que tiene, estudia, el que no tiene, no estudia.

La intervención de todo el sistema educacional por el gobierno militar fue el principal método de cambio, manifestado en primer lugar por las exoneraciones de profesores y la aparición de los “instructores” reproductores de información y de prácticas autoritarias con órdenesprecisas recibidas por el nuevo gobierno, cual cassette puesto en una radio.

En definitiva, la enseñanza pública, que en otro tiempo se convirtiera en un orgullo por su calidad y por ser agente posibilitador de movilidad social, se convertiría ahora en un factor de resignación y frustración.

Los sistemas de evaluación que se comenzaban ya a implementar en esta época, como los PER (Programa deEvaluación del Rendimiento Escolar) o el SIMCE que se implementó en 1988, sólo confirmaron la tremenda brecha que se estaba reflejando en el sistema escolar, dado que fue evidente que los alumnos y alumnas que pertenecían a los sectores más pobres de la población, tenían resultados muy inferiores a los de los alumnos y alumnas de los sectores de clases media y así también de éstos a su vez, con losde los barrios más pudientes.

Así, también, quedó reflejado que los niños y niñas que asistían a colegios municipalizados aprendían menos que los niños y niñas que asistían a colegios particulares e igual consideración era aplicable entre los liceos científico-humanistas particulares y los colegios técnico-profesionales municipales.

Sobre esta base de “incultura social” y precario...
tracking img