Declaración de herederos en el derecho cubano

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 80 (19776 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
- 407 -

ESTUDIOS
El acta notarial de declaración de herederos ab intestato como título sucesorio: un enfoque desde el Derecho cubano y el español (y II)
LEONARDO B. PÉREZ GALLARDO

Profesor de Derecho Civil y Derecho Notarial Facultad de Derecho. Universidad de La Habana Notario SUMARIO: 3.1.1.3 La Ley Notarial cubana de 17 de diciembre de 1937. La polémica inclusión dentro del contenidode la función notarial de los actos de jurisdicción voluntaria y concretamente de la declaratoria de herederos ab intestato. La interpretación jurisprudencial posterior. 3.1.1.4 La Ley 50 de las Notarías Estatales y el traspaso a conocimiento notarial del acta de declaratoria de herederos. Razones que le motivaron. 3.1.1.4.1 El acta de declaratoria de herederos ¿a qué tipo de acta responde: a unacta de notoriedad o a un acta de jurisdicción voluntaría? ¿es acaso un acta de naturaleza sui generis? 3.1.1.4.2 Supuestos en los que procede tramitar acta de declaratoria de herederos. 3.1.1.4.3 Legitimación para promoverla. 3.1.1.4.4 Representación letrada: razones para una intervención facultativa, que no impuesta ex lege. 3.1.1.4.5 Competencia notarial. 3.1.1.4.6 Práctica de pruebas: pruebas denecesaria apreciación y pruebas de facultativa valoración. 3.1.1.4.7 La notoriedad del hecho que se comprueba y no el hecho notorio que se constata. 3.1.1.4.8 La declaración notarial de la delación hereditaria ab intestato, mas no de la condición o cualidad de heredero. 3.1.1.4.9 La indebida exclusión de algún heredero ab intestato en el título sucesorio. Maneras de proteger al heredero excluidoo «preterido». 3.1.2 La excepcionalidad de la vía judicial.-4. Publicidad del acta notarial de declaración de herederos ab intestato: 4.1 Necesarias acotaciones de índole histórica sobre el devenir del Registro de Actos de Última Voluntad y de Declaratoria de Herederos. 4.2 La copia del acta de declaratoria de herederos como asiento de inscripción. 4.3 Término de inscripción. Inscripciónextemporánea. 4.4 De los distintos tipos de asientos de inscripción. 4.5 Duplicidad de asientos de inscripción de declaratorias de herederos. 4.6 De las certificaciones. 4.6.1 De las certificaciones positivas y negativas. 4.6.2 Período de vigencia. 4.6.3 Valor de las certificaciones expedidas por el Registro.S. A modo de epílogo-6. Bibliografía.

Boletín núrn. 2006-Pág. 5

- 408 3.1.1.3 LA LEY NOTARIALCUBANA DE 17 DE DICIEMBRE DE 1 9 3 7 . LA POLÉMICA INCLUSIÓN DENTRO DEL CONTENIDO DE LA FUNCIÓN NOTARIAL DE LOS ACTOS DE JURISDICCIÓN VOLUNTARIA Y CONCRETAMENTE DE LA DECLARATORIA DE HEREDEROS AB1NTESTAT0. LA INTERPRETACIÓN JURISPRUDENCIAL POSTERIOR

La Ley de Enjuiciamiento Civil española de 1885, hecha extensiva a Cuba le confirió a la declaratoria de herederos ab intestato naturaleza detítulo de dominio, lo cual excluía toda reserva a favor de terceros de mejor derecho, en tanto el auto en que se contenía causaba estado. De lo expuesto se colige que se consideraban defectuosas aquellas declaraciones hechas sin perjuicio de terceros, impedimento para que se les consideraren títulos de dominio y, en consecuencia no inscribibles, pues el derecho sobre el cual recaían debía quedardefinitivamente establecido. Aunque los interesados en esa declaración consintieran en que fuera inscrita en la forma en que aparecía, al aceptar el perjuicio que les infería el defecto padecido, conforme a Derecho no resultaba posible, en tanto cada título tenía su peculiar naturaleza que a nadie era lícito alterar, siquiera fuera consintiendo en los daños que por ello se le provocare y, además, porquesólo revistiendo los títulos los caracteres que le eran esenciales, podían causar efectos jurídicos y, por ende, ser inscritos. La mencionada Ley contempló la tramitación de la declaratoria de herederos ab intestato en su Título IX, Sección Segunda. Para ello los promoventes no requerían, ni de abogado, ni de procurador. Fue esta Ley la que marcó las pautas de la tramitación de dicho título...
tracking img