Dede

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (446 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
“Si te has decidido a servir al Señor, prepárate para la prueba. Conserva recto tu corazón y sé decidido, no te pongas nervioso cuando vengan las dificultades. Apégate al Señor, no te apartes de él;si actúas así, arribarás a buen puerto al final de tus días. Acepta todo lo que te pase y sé paciente cuando te halles botado en el suelo. Porque así como el oro se purifica en el fuego, así tambiénlos que agradan a Dios pasan por el crisol de la humillación. Confía en él y te cuidará; sigue el camino recto y espera en él.”
Eclesiástico 2,1-6


Muchos de nosotros nos hemos visto envueltos enun sin fin de problemas, obstáculos, temores ante aquello que no conocemos pero nuestro corazón a gritos nos pide: servir a Dios. Cuando tomamos esta decisión, porque en realidad así lo es, alprincipio no tenemos idea de cómo debemos recorrer ese camino, y muchas veces con cada paso que damos más se nos dificulta continuar.

Dios nos dice: “apégate al Señor”, “acepta todo lo que te pase”, “sépaciente”, “conserva recto tu corazón y sé decidido”.
Dios no nos dice que no nos va a pasar nada malo, que todo “siempre” va a salir bien, que no habrán dificultades; mas bien nos dice de antemanoque debemos prepararnos, que es necesario que pasemos por esas dificultades para que nuestro corazón sea purificado: “los que agradan a Dios pasan por el crisol de la humillación”.

Como logroaceptar todo esto? Como obtengo la paciencia necesaria? Como confío en el Señor?
Nuestro Padre desea darnos todas estas cosas, porque serán de beneficio para nosotros, y así recibiremos la fortaleza quenecesitamos, esto y muchas cosas mas las obtenemos de Nuestro Padre por medio de la Oración.

Orar en todo momento fortalecerá nuestro corazón y el servicio que entreguemos a Nuestro Señor serásincero y lleno de amor.
Antes de emprender cualquier actividad, antes de escribir la primera letra y antes de dirigir la primera palabra: elevemos una oración a Nuestro Padre Dios, entreguémosle todo...
tracking img