Definiendo un programa para la microhistoria

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 27 (6631 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
FEDERICO GUILLERMO ANDRADE MARAMBIO

DEFINIENDO UN PROGRAMA PARA LA MICROHISTORIA

Texto de la exposición del examen final de Introducción a la Historia, La Plata, Universidad Nacional de La Plata, 19 de septiembre de 2006.

INTRODUCCIÓN
Un paradigma en crisis “La historiografía avanza a saltos y no por simple acumulación, según las decisiones consensuadas en cada momento por la comunidadde historiadores” Carlos Barros. A comienzos del siglo XX se dio un debate intelectual en el seno de la historiografía, particularmente en Francia. El programa historiográfico del siglo XIX, que denominamos a veces historicista, positivista o rankeano fue cuestionado desde diversos sectores de las ciencias humanas. En primer lugar, recibió el embate de una sociología cada vez más consolidada ydifundida y que clamaba la primacía entre las ciencias sociales. La sociología durkheimiana se preocupó por marcar su carácter científico y por diferenciar lo que era y no era ciencia. La historia, según el modelo positivista, preocupada por lo único e irrepetible, por lo particular, no podía ser científica ya que su conocimiento particular no era susceptible de ser transformada en leyes. FrançoisSimiand escribió un célebre artículo exhortando –o más bien desafiando- a la historia a que cambie sus procedimientos, los esclarezca y que se adapte a los preceptos de la sociología. En segundo lugar, una corriente de pensamiento contemporánea a los trabajos de Ranke también manifiesta su desacuerdo con el modelo decimonónico. Esta corriente busca los mecanismos secretos de la historia, encontrarlo que subyace bajo los acontecimientos. Esta corriente, el marxismo, también se enfrentó al positivismo y obtuvo sus mejores logros en Inglaterra. Por último, en Francia, el modelo durkheimiano fue adoptado por un grupo de historiadores con el firme propósito de renovar la historiografía. Este grupo, conocido mundialmente como Escuela de Annales rompe definitivamente con la preceptivadecimonónica y luego de la Segunda Guerra Mundial sería el movimiento historiográfico más representativo de Francia e incluso, hacia las décadas de 1950 y 1960 su programa se convertiría en el dominante de la historiografía. Las ciencias sociales, el marxismo y la Escuela de Annales conformarían un nuevo paradigma historiográfico, al que Carlos Barros llama “paradigma del siglo XX”. Este nuevo paradigma seconsolidaría hacia 1960, bajo la dirección de Fernand Braudel. ¿En qué consiste este paradigma historiográfico? En pocas palabras, se caracteriza por el rechazo al acontecimiento, el rechazo a la narrativa como técnica historiográfica y su reemplazo por los datos seriales, un enfoque macrohistórico en pos de lo que permanece, un diálogo asiduo con las demás ciencias sociales, la importancia delmedio geográfico, la problematización como método y el reconocimiento de la pluralidad de la dimensión temporal. Como ya dijimos más arriba, este modelo se consolidó hacia 1960. Sin embargo, diez años después comenzarían nuevamente los debates, esta vez más allá de la historiografía, “un general debate político-cultural”. En este clima de discusión se formularían las primeras críticas al modeloestructural-funcionalista, predominante en las ciencias sociales y promocionado por Braudel y los demás colaboradores de Annales.

Jacques Revel nos comenta que “[e]ste modelo de historia social entró en crisis a fines de los años setenta y comienzos de los ochenta, es decir, por una extraña ironía, en el momento en que aparecía triunfante”1. Esta crisis generó una reacción generalizada y sin embargomuy heterogénea ante este modelo y los historiadores comenzaron a buscar alternativas, nuevas respuestas y nuevas respuestas a esta nueva crisis. Algunos, como por ejemplo, Lawrence Stone, predicaron el regreso a la narrativa como técnica historiográfica demostrando un amplio escepticismo por la utilidad de los datos numéricos2. Sin embargo, entre las tantas respuestas, modelos, alternativas,...
tracking img