Dejenme entrar

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 64 (15863 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 16 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Leyendas Panameñas
LA SILAMPA
Autor: Anónimo
En las noches de invierno, cuando la niebla fría baja de las montañas es cuando la Silampa hace sus apariciones. Su forma es como de una sábana blanca que sobrevuela el campo, confundiéndose con la niebla; atrapa a cualquier incauto que se atreva a rondar a esas horas de las noches, lo envuelve y lo “chupa” hasta dejarlo en los huesos. Hay otraversión de La Silampa que es menos macabra… Se dice que es un bulto blanco sin forma que sale de los montes y va creciendo y creciendo más, hasta alcanzar varios metros de altura, solo asustando a los que se atreven a merodear a altas horas en la noche.

LA PAVITA DE TIERRA
Autor: Anónimo
Hace mucho tiempo atrás vivía una muchacha que a pesar de su corta edad tenía el vicio de fumar, era tanta suadicción que tenía preocupados a sus padres. El padre de esta muchacha sin saber que hacer amenazó a su hija con golpearla si volvía a verla fumando, Pavita, que así le llamaban, se asusto y no volvió a fumar por un tiempo. Pero era tanta su ansia de tabaco que Paula, que en verdad era su nombre, empezó a recoger en el día todas las pavitas (lo que queda después de fumar los tabacos, comocolillas) y las ocultabas debajo de una piedra cerca del fogón y en las noches se las fumaba sin que su padre se diera cuenta. Paso algún tiempo hasta que su padre la sorprendió y fue tanta su indignación y coraje que sin pensarlo la agarró a garrotazos y la mató.
Desde ese instante el espíritu de Paula comenzó a vagar por todos los montes, por todos los campos, por todos los potreros, asustando a losanimales y a la gente. En la noche que recuerda sus pavitas, entona un canto, una especie de zumbido molesto y persistente. Entonces no es posible levantar ninguna piedra que se encuentra cerca del fogón. Paula cree que le van a cogerle sus pavitas y mata al imprudente. Los campesinos que los saben, quedan quietos en sus sitios sin atreverse a encender sus pipas con los tizones del fogón cuandosienten la aproximación de la Pavita.

LA LEYENDA DE LA INDIA DORMIDA
Autor: Julio Belisario Sosa
Nació el 15 de septiembre de 1910. Desde su juventud siente inclinación hacia las letras. Desempeño trabajos de contable, además fue periodista. Su vida política fue bastante agitada combinaba su vida entre la labor literaria y actividades juveniles para conseguir el logro de sus ideales.

Cuenta laleyenda, que existió una vez en el Valle de Antón una hermosa india llamada Piria, hija del cacique Mani Yisu, la cual era esposa del sol y se encargaba de cuidar el templo del gran astro y de la llama de la vida, teniendo cuidado en que nunca se apagase.

El guerrero Montevil siempre estuvo enamorado de la hermosa Piria y un día se le apareció en el templo y le pidió que fueran amantes, ellalo rechazó y le contestó que era esposa del sol, que su cuerpo y su alma eran exclusivamente del astro y que si él se acercaba mas a ella, se suicidaría. Montevil la obedeció y ella le agradeció al sol por haberla salvado en esa ocasión.

El guerrero enamorado, no dormía, no comía, pensando como conquistaría a la muchacha, y se le ocurrió volverse cacique y así tener todo el poder en la tribu, ycon esto tener a la hermosa Piria. Como el cacique Mani Yisu ya estaba muy anciano, la tribu escogió a Montevil como nuevo cacique. Este para ganarse el corazón de la india hizo grandes donaciones al templo del sol: tierras, comida, etc. y también a las personas más pobres. Como Piria seguía rechazándolo, el indio mandó a cortarle la cabeza a Mani Yisu.

Una mañana en la que la que Piria estabaen los jardines del templo, llorando por la pérdida de su padre, se le acercó Montevil y se le abalanzó con intenciones de abusar de ella.
Ella muy asustada corrió y corrió, y cayó extenuada a la orilla de un acantilado; estaba cansada, no podía mover un solo músculo y Montevil venía tras ella. Cuando éste se le acercaba vió como los rayos de sol que iluminaban el indefenso cuerpo de la india,...
tracking img