Del amor a otros demonios - gabriel garcía márquez

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5257 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
García Márquez, Gabriel. Del amor y otros demonios. Buenos Aires: Ed.
Sudamericana, 1994. (201 páginas)

I.- Personajes
Sierva María de Todos los Ángeles, la niña mordida por el perro, de 12 años (pp.15, 17: es su cumpleaños), "María Mandinga" según el nombre inventado por ella misma (p.63); Bernarda Cabrera, la madre; Don Ygnacio de Alfaro y Dueñas, segundo marqués de Casalduero y señor delDarién (p.16); Dominga de Adviento, la esclava encargada de la educación de Sierva María; Abrenuncio de Sa Pereira Cao, el médico judío; Neptuno, el cochero del marqués (pp.28, 31), único que pudo informar sobre lo del caballo a las autoridades religiosas, a la Inquisición (p.; Judas Iscariote, el negro que compra Bernarda (p.33); Caridad del Cobre, única mulata de las esclavas del marqués, queacompañaba a Sierva María cuando le mordió el perro (p.39); Dulce Olivia, la reclusa de la que se enamoró en su juventud don Ygnacio (p.49); Doña Olalla de Mendoza, primera mujer del marqués, muerta por un rayo mientras tocaba a duo con su marido bajo los naranjos del patio (p.54); don Toribio de Cáceres y Virtudes, obispo de la diócesis (p.72), militar de joven (p.74); Cayetano Alcino del EspírituSanto Delaura y Escudero, el joven inquisidor de unos 30 años (p.77), según la impresión 1 del marqués, pero que en realidad tiene 36 cumplidos (p.107) ; Josefa Miranda, la abadesa del convento de Santa Clara; Sagunta, una celestina que mete el miedo de la rabia para ofrecer sus sevicios al marqués (p.23); Martina Laborde, la monja condenada a cadena perpetua por haber matado a dos compañeras nose sabe por qué, y que no se resiste a la falta de libertad (pp.11-2). Algún personaje que se presume real, como Clemente Manuel Zabala, jefe de redacción del diario donde trabajaba GGM.

II.- Trama
INTRODUCCIÓN: Como periodista, GGM (p.11), es llamado para que cubra la información de la exhumación de unos restos en un convento donde se va a construir un hotel de cinco estrellas. Allí descubrenel cadáver de una niña a la que le siguió creciendo el cabello después de muerta. Se escucha en la ciudad que un perro había mordido a unas personas y que les había contagiado la rabia, a uno de ellos con el simple hecho de caerle las babas del perro, pero en una herida. Ese mismo perro también había mordido a Sierva María, una niña de doce años hija de unos marqueses que no le querían. Cuando lemordió el perro, Sierva María iba acompañada de una esclava, que sólo le dio la noticia a la madre de la niña. Unos días más tarde se enteró el padre y fue al hospital para ver a los hombres a los que les había contagiado la rabia los perros. Estaban en muy mal estado, tirados por los suelos teniendo cuidado de que no se les cayera nada de su cuerpo en el suelo. Mientras volvía el marqués a sucasa vio en el camino a un hombre al lado de un caballo muerto, era Abrenuncio, un médico con mucha experiencia y especializado en estos casos. Empezaron a hablar del caso de estos enfermos, ya que el padre de la niña se había interesado mucho. Abrenuncio le preguntó porqué se interesaba tanto por este tema y el marqués le contó lo de su hija. El médico le dijo que las soluciones que hay para estaenfermedad, como envenenamientos, dejar a estos enfermos solos hasta que se mueran o pueden curarse por un milagro. El médico fue a visitar a Sierva María y ésta no tenía ningún síntoma de la rabia y ya hacía tres meses que el perro le había mordido y le dijo al marques que la sacara a ver cosas para que fuese feliz y así se le curase la enfermedad. Ahora se cuenta la vida del marqués. Se casó conuna mujer a la que sí quería. Con ésta no tuvo ningún hijo y al cabo de poco tiempo se murió. Después conoció a su mujer actual, Bernarda, con la que se volvió a casar, pero no porque la quería, sino porque en una tarde en que se conocieron, la mujer se quedó embarazada y para no quedar mal con lo que dijera la gente.

1

Los 35 años que se deducen de pp.108-110 no contradicen necesariamente...
tracking img