Del amor y otros demonios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2476 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
INTRODUCCIÓN
El libro de Gabriel García Márquez DEL AMOR Y OTROS DEMONIOS nos habla de una sociedad en la cual los prejuicios y las costumbres a las cuales los pueblos estaban sometidos por orden de la iglesia valen más que cualquier opinión dada por alguien sensato. Este libro también nos muestra racismo y rechazo frente a las culturas africanas las cuales estaban sometidas a la esclavitud yfueron en muchas ocasiones maltratados y discriminados frente a la sociedad.
Sierva María una pequeña niña la cual fue criada por los esclavos de su familia adquiriendo todas sus hábitos incluso sus idiomas, pues su familia nunca la tuvo muy en cuenta y a causa de ello fue enviada a un convento en el cual fue encarcelada pues se creía que estaba poseída por el demonio, en este sitio fue maltratada,ultrajada y sometida a todo tipo de vejaciones, por una sociedad que se vale de mordeduras de perro, collares, palabras en otro lengua para juzgar y creer saber lo que sucede con las personas en el siguiente texto hacemos un resumen en el cual se cuenta todos los sucesos y las tradiciones que se tenían en la época de 1700 y todo lo que lleva a cabo una sociedad para explicar lo que para ellos eraimposible o no tenia explicación alguna para lo que ellos creían.

OBJETIVO GENERAL
El objetivo de este artículo es exponer las formas en que el erotismo y el amor son abordados en Del amor y otros demonios (1994), novela de Gabriel García Márquez (Colombia, 1927). Particularmente se trata de mostrar que los vínculos erótico-amorosos entre Sierva María de Todos los Ángeles y Cayetano Delaurasiguen una evolución: en un principio se establece que existen algunos elementos que llevan a pensar en el amor cortés, que luego sobrepasan debido a las peculiares sensibilidades y circunstancias vitales de los personajes. Es importante notar que esta propuesta de lectura, más que encajonar la novela en el marco de una preceptiva del amor cortés, pretende dar cuenta de la conducta erótico-amorosade los personajes principales.

OBJETIVOS ESPECIFICOS

Para cumplir este propósito se hace imprescindible plantear algunos elementos relativos al amor cortés. Importa aclarar aquí que no hay acuerdos definitivos para precisar por completo esta forma de amor y lo que significa en última instancia; aunque existen coincidencias básicas. El artículo, artículo se divide en dos partes. En laprimera, tal vez un tanto digresiva, pero como se verá, necesaria, se proporcionan algunas pautas que identifican al amor cortés; y en la siguiente se observa ya concretamente la relación entre Cayetano Delaura y Sierva María en función de la cortesía y el erotismo.

Se escucha en la ciudad que un perro había mordido a unas personas y que les había contagiado la rabia, a uno de ellos con el simplehecho de caerle las babas del perro, pero en una herida.
Ese mismo perro también había mordido a Sierva María, una niña de doce años hija de unos marqueses que no le querían. Cuando le mordió el perro, Sierva María iba acompañada de una esclava, que sólo le dio la noticia a la madre de la niña.
Unos días más tarde se enteró el padre y fue al hospital para ver a los hombres a los que les habíacontagiado la rabia los perros. Estaban en muy mal estado, tirados por los suelos teniendo cuidado de que no se les cayera nada de su cuerpo en el suelo.
Mientras volvía el marqués a su casa vio en el camino a un hombre al lado de un caballo muerto, era Abrenuncio, un médico con mucha experiencia y especializado en estos casos.
Empezaron a hablar del caso de estos enfermos, ya que el padre de la niñase había interesado mucho.
Abrenuncio le preguntó porqué se interesaba tanto por este tema y el marqués le contó lo de su hija. El médico le dijo que las soluciones que hay para esta enfermedad, como envenenamientos, dejar a estos enfermos solos hasta que se mueran o pueden curarse por un milagro.
El médico fue a visitar a Sierva María y ésta no tenía ningún síntoma de la rabia y ya hacía tres...
tracking img