Del mono no. de la rata

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1311 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
No todo tuvo que haber sido así siempre. Yo creo que no. Yo espero que no. Y si digo que creo, es porque de inmediato estoy entregando mi razón y estoy dando, también inmediatamente, palos de ciego. En éste orden de ideas estoy apuntando a cualquier lado. Y ese lado no es otro más que al que espero llegar. Y de no llegar eso sí sería una total tragedia. No obstante, de haber sido así o de nohaber sido así siempre ya llegué tarde... y ni modos.

Porque me pregunto: . ¿Pero porqué la entrego? No... no hay razón. Ni tú, ni usted, ni ustedes, ni mi patria, ni nada, ni nadie... es que ni mi equipo de fútbol, al que le he sido tan fiel y tan devoto porque sí y sin ninguna razón plausible merece una vida. Es más, nada merece una vida. Ni la vida misma. Porque generalmente uno entrega algo acambio de otro algo que quiere a cambio por algo que pidió o le interesa. Pero nadie pidió la vida, ésta es sólo un traspié abusivo por una decisión ajena que sacó a nadie de la tranquilidad de la nada. La vida, entonces es sólo la vanidad de una pareja o el resultado de un orgasmo ocasional con alguien aún más ocasional. Es sólo un eufemismo que luego llamamos padres a los que les debemos respetoy obediencia por intranquilizar la materia, sino Satanás nos pincha con su trinche o, en el peor de los casos, nos desheredan. Eso sería otra gran tragedia.

Ah! Yo no sé. Estos temas me aburren porque nunca se llega a un final o a una conclusión como en las buenas películas de Wells. Todos estos temas son como un perro persiguiendo su rabo. Ese mismo movimiento estúpido que grafica lo que algúnsabio bautizó como “círculo vicioso”. Al mismo “círculo vicioso” que después algún otro genio le inventó un némesis, el poco nombrado “círculo virtuoso”... aunque acá entre nos, tengo serias sospechas que el genio fue el mismo.

En fin... qué estupidez más grande la de mi especie, a veces y entre otras razones que me avergüenzan, andando por ahí poniéndole nombres a todo lo que se le atraviesa.Que el león. Que el perro. Que el gato. Que Dios. ¡No! Esto si es muy raro. Muy cultural y arraigado pero raro. ¿Cómo nos dirán el león, el perro o el gato en su animal entender? Porque a mi que no me vengan con cuentos vagos y peregrinos que los animales no entienden su entorno, si para la muestra de un botón, algún día de ésta semana mientras veía algún noticiero vi cómo un perro (canis lupusfamiliaris) salvó a otro perro (canis lupus familiaris) sacándolo, halándolo, de una autopista en la que fue atropellado por otro animal que iba manejando un automóvil. De todas maneras, los que comenzaron con esos bautizos, que no sé, pero creo firmemente arbitrarios, son los denominados o bautizados por otros: Genios universales.

Y ya que nombré a mi especie creo que me quedé sin palabras. Nohay palabras para describir las estupideces que el Homo Sapiens Sapiens, como lo bautizó taxonómicamente algún otro genio: Lo que el hombre, dizque pensante y dizque razonante ha podido llegar a hacer. Sí, muy dotado de sabiduría y todo, pero que cantidad de estúpidos los que somos. Yo también me incluyo en ese grupo, porque me expongo diariamente a leer y escuchar noticias (y nadie me obliga)...y no, no es justo los actos ignominiosos que veo, leo o escucho que pasan acá, allí o allá. Y es que a diario veo cómo mi especie es especialista en “patrasiarse”: Hace una cosa bien, pero para hacer dos o tres cosas malas... las cuales divierten, pero no les quita su naturaleza sombría. Pero no importa, aún así es la especia dominante, sí, la especia... la que le pone condimento a todo.Especie dominante a punta de puños, pata, piedra, hacha, pistolas y escopetas, fusiles automáticos que disparan una maravilla –opinión que en todo momento sostendrá la víctima-, bombas atómicas, bombas biológicas, bombas de hidrógeno y ahora hasta bombas de vacío dizque para no dañar el medio ambiente... pero sí, dominante al fin y al cabo. Como dicen que dijo Maquiavelo y nunca lo han podido...
tracking img