Del sentimiento tragico de la vida

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1173 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Del sentimiento trágico de la vida es, según dijo el propio Unamuno su mejor obra y el mayor exponente de su pensamiento filosófico. La colisión entre el pensamiento científico, incapaz de dar un sentido a la vida, y la moral religiosa carente de justificación personal provoca en Unamuno la cuestión urgente del sentido de la existencia. Es uno de uno de los más destacados ensayos filosóficos deMiguel de Unamuno, publicado en 1912. Bajo la influencia de Søren Kierkegaard y de San Ignacio de Loyola, entre otros, el que fuera eximio Rector de la Universidad de Salamanca, hace una profunda incursión en la problemática existencial del hombre contemporáneo, distanciándose radicalmente del Motor Inmóvil aristotélico y afirmando la necesidad espiritual de creer en un dios personal.

ParaUnamuno el hombre concreto debe ser el sujeto y el objeto de la filosofía, aunque, a juicio del autor, esté ausente de la mayoría de los sistemas filosóficos. Entiende por filosofía el modo de interpretar entender o no el mundo. El hombre de carne y hueso no es sólo un animal racional, es, además y sobre todo, un animal afectivo y sentimental. Unamuno reivindica la faceta humana más afectiva,considerando que el ser humano es un ser movido por sentimientos y deseos. Sin embargo, no puede descuidarse ninguna de las dos dimensiones, ni la afectiva ni la racional: el hombre piensa, reflexiona y conoce, y además vive, siente, padece, sufre, desea. Unamuno intenta concienciarnos de que en la vida siempre hay un para qué que nos mueve. Esto nos lo va a explicar a través de varios ejemplos uno espara qué conocer la enfermedad pues para poder inmunizarnos ante ella como hemos venido haciendo a lo largo de la historia. De todas estas preguntas que se plantean, tales como dónde vengo, adónde voy, qué significado tiene todo…dice el autor que sólo nos interesa el por qué en función del para qué, sólo queremos saber dónde venimos para saber adónde vamos. En mi opinión el saber a que atenerseque nos decía Ortega es muy importante, para saber mi función y sentido en este mundo, debo conocer a qué atenerme, para así poder fraguarme mi vida, debo saber adónde va mi vida para así poder vivirla plenamente.

En este apartado aflora el insaciable deseo inmortalidad que define a Unamuno. El autor no entiende que no se le dé importancia al problema de la inmortalidad, ya que para él loverdaderamente razonable sería ser todo y por siempre, porque para que ser si después no hay nada, “Ser o no ser” decía Shakespeare. En mi opinión es tan acertado este pensamiento que me atrevería a decir que nuestras vidas carecen sentido, siempre estamos intentando mejorar, crecer, perfeccionarnos, conseguir la felicidad, ser como realmente queremos ser…son tantas las cosas que pretendemos para alfinal…al final ¿qué? Al final está la nada, la más absoluta nada, “ser o no ser”. Intenta dar una solución al problema de la inmortalidad a través de la religión católica. Se considera respuesta la fe en un Dios salvador que está junto a ti en las adversidades. Implica un esfuerzo a reconocer lo sobre-racional lo que es claramente contra-racional. Yo creo que las religiones no aportan una idea deinmortalidad como principio filosófico porque la inmortalidad no afecta a todos sino que tan sólo afecta a los “elegidos”. Aparte que este fenómeno no es inmortalidad como tal sino que consiste en morir para luego resucitar no en no morir. La inmortalidad del alma racionalmente hablando se basa en una posición monista, ya que esta posición dice que cuerpo y alma son totalmente distintos, portanto aún muerto el cuerpo el alma puede seguir con vida, así lo es en el momento de la Eucaristía en el que el pan deja de ser pan para convertirse en el cuerpo de Cristo y poder así llegar a nosotros el alma de Dios. No considero que esto sea correcto ya que mi posición ante el problema mente-cuerpo es más bien emergentista, cuerpo y psique constituyen la misma unidad, ya que para poder sonreír...
tracking img