Del socialismo utópico al anarquismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 216 (53940 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
DEL SOCIALISMO UTÓPICO AL ANARQUISMO

FÉLIX GARCÍA MORIYÓN

DEL SOCIALISMO UTÓPICO AL ANARQUISMO

INTRODUCCIÓN

García Moriyón, Félix Del socialismo utópico al anarquismo - 1a. ed. - La Plata: Terramar, Buenos Aires, 2008. XXX p.; 20x12,5 cm. (Utopía Libertaria) ISBN 987-XXXX-XX-X 1. Anarquismo-Ideología Política. I. Título CDD xxx.57

ISBN: 9XXXX-XX-X

La reproducción de estelibro, a través de medios ópticos, electrónicos, químicos, fotográficos o de fotocopias está permitida y alentada por los editores.

Queda hecho el depósito que marca la ley 11.723 Impreso en Argentina / Printed in Argentina

No cabe la menor duda de que el anarquismo es un movimiento que no ha gozado de buena prensa; es más, se puede decir que ha sido uno de los movimientos sociales peor tratadospor los historiadores, tanto oficiales como aficionados, que han acuñado una serie de tópicos carentes de fundamento. En parte, esta costumbre comienza ya cuando en 1901 el presidente Theodore Roosevelt resume la reputación de los anarquistas afirmando: “El anarquismo es un crimen contra la Humanidad y todos los hombres deberían formar un frente común contra los anarquistas”. Roosevelt sucedía enla presidencia a Mac Kinley, asesinado por León Czolgosz. Éste había actuado en solitario, pero el hecho de haber asistido a una conferencia de Emma Goldman fue suficiente para que la policía considerara que obedecía a una conspiración anarquista. Siguiendo el famoso precepto de “calumnia, que algo queda”, no fue suficiente el que un tribunal de justicia americano considerase que la ejecución deSpies y sus compañeros por los sucesos de Chicago estuvo motivada por prejuicios ideológicos, y no por pruebas que demostraran la implicación de los condenados en actos de violencia. La imagen del anarquista como persona siniestra, enemigo de todos los valores humanos y portador de bombas que arrojaría indiscriminadamente a una sociedad indefensa, ha pasado a la posteridad, potenciada además poralgunas novelas como la de Joseph Conrad, El agente secreto, o la de Henry James, La princesa Casamassima. Resulta también bastante curioso el comprobar que el desprestigio del anarquismo no procede solamente de las fuerzas sociales más conservadoras, sino también de otros grupos de izquierda, en concreto los del campo marxista. El enfrentamiento entre ambas corrientes del socialismo procede ya dela I Internacional, pero adquiere especial virulencia a partir del triunfo de la revolución bolchevique en Rusia. Los ataques dirigidos por los grandes teóricos marxistas o sus grandes líderes, como
DEL SOCIALISMO UTÓPICO AL ANARQUISMO / 7

Lenin, Stalin o Plejanov, son, sin duda, muy duros, culminando, a modo de ejemplo, en la definición que del anarquismo ofrece el Diccionario de Filosofíaeditado en la República Democrática Alemana, todo un ejemplo de deformación grosera e intencionada de la verdad histórica. Agrava en este caso la situación el hecho de que los conflictos con el anarquismo no sólo se quedaron en ataques teóricos, sino que también se evidenciaron en los hechos. Basta repasar los nombres de Kronstadt, Ucrania y Machno, Barcelona y Aragón, para comprender que hubo algomás que palabras, es decir, que hubo también una dura, consciente y sistemática represión de los anarquistas, enemigos políticos a los que no se podía dejar libertad de movimientos. Algo similar ocurre con la represión no justificada de la que fueron víctimas todos los anarquistas por parte de la policía, pudiendo recordar aquí los crímenes de Chicago, los sucesos de Jerez o los procesos deMontjuich. Sin embargo, cuando uno se aproxima al pensamiento y la práctica anarquista, comprueba en seguida que existe un abismo entre la imagen estereotipada y oficial y lo que parece ser real, abismo que sigue siendo difícil de explicar. Parte de la culpa procede, sin duda, de los propios anarquistas, los cuales, en la última década del siglo pasado, se dejaron tentar por un clima generalizado de...
tracking img