Delos deitos y las penas de cesare beccaria

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1832 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
TRATADO DE LOS DELITOS Y LAS PENAS
Cesare Beccaria

Cesare Beccaria, en El tratado de los delitos y las penas, centra su atención en hacer un crítica al Antigüo régimen Europeo, que se dio entre los siglos XVII y XVIII especialmente al sistema Francés, el cual mantenía una estructura política sustentada en la Monarquía absoluta; en donde el Rey, tenía un poder despótico o absoluto derivado deDios; a éste anterior debía rendición de cuentas el Monarca y los súbditos debían de obedecer al Rey, pero sin ninguna clase de derechos. Ésta teoría fue defendida por Bossuet, quién defendió el accionar político de Luis XIV rey de Francia. A su teoría se opone, posteriormente el planteamiento Hobbesiano, que igualmente defiende la Monarquía, pero desligándola de los orígenes divinos; su modeloPolítico argumenta que los hombres se hallaron en un estado de guerra, de todos contra todos, en el cual decidieron entregar voluntariamente parte de su libertad a un hombre, para que éste asegurase su tranquilidad y paz; es decir por medio de un pacto entre el Monarca y los súbditos, se cesaba la barbarie que era el estado de naturaleza de los hombres.

“El único camino para erigir semejantepoder común, capaz de defenderlos contra la invasión de los extranjeros y contra las injurias ajenas, asegurándoles de tal suerte que por su propia actividad y por los frutos de la tierra puedan nutrirse a sí mismos y vivir satisfechos, es conferir todo su poder y fortaleza a un hombre o a una asamblea de hombres, todos los cuales, por pluralidad de votos, puedan reducir sus voluntades a una voluntad.Esto equivale a decir: elegir un hombre o una asamblea de hombres que represente su personalidad; y que cada uno considere como propio y se reconozca a sí mismo como autor de cualquiera cosa que haga o promueva quien representa su persona, en aquellas cosas que conciernen a la paz y a la seguridad comunes; que, además, sometan sus voluntades cada uno a la voluntad de aquél, y sus juicios a sujuicio.”
Al evidenciarse y manifestarse el poder, radicado en cabeza de uno sólo, la expresión de la voluntad no era colectiva, sino personal, en donde el Monarca, dirigía la Administración de justicia, pues ésta se dictaba en su nombre. En cuanto a los castigos en éste régimen, se utilizaba el tormento para obtener la confesión de los acusados, a quienes se juzgaba en secreto y a los que seaplicaban las penas crueles de las marcas con hierros candentes, de la picota, del látigo y de la horca. “Las penas son crueles y similares al Antiguo Régimen”
Uno de los cambios que surgieron a mitad del Siglo XVIII, estuvieron precedidos por el pensamiento ilustrado de carácter Político de: Montesquieu, Voltaire, Rousseau, quienes fomentaron reformas de gran importancia al Régimen Antigüo, así comoCesare Beccaria; Milanés, que en su trabajo desarrollo a mi parecer seis críticas fundamentales. Una de ellas, centra su atención en el Antigüo Derecho Romano, que era catalogado por los ilustrados contemporáneos de Beccaria, como un conjunto de leyes carente de coherencia, que debía ser analizado minuciosamente en cada detalle, pues dadas sus características, poco positivas y no benéficas a laItalia de ese tiempo, no necesitaba de una reforma, si no de un cambio radical, que no tuviese sobre sí, reminiscencias del Derecho Romano; pues eran totalmente impropias para el país e injustas. Beccaria, puso de manifiesto su pretensión de unas nuevas leyes: de un Código fijo de leyes, que manejase un lengüaje jurídico entendible para todo mundo, basándose en el argumento, de que entre mayorcantidad de personas entendieren las leyes, menos probabilidad habría de la consumación de delitos, pues la ignorancia de las leyes, es una de las causas por las cuales se presenta el delito.

“Tampoco la autoridad de interpretar las leyes penales puede residir en los jueces criminales por la misma razón que no son legisladores” Beccaria, fundamenta éste enunciado, en que solo el soberano, a...
tracking img