Demian

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2824 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO

FACULTAD DE MEDICINA

MATERIA: INTRODUCCIÓN A LA SALUD MENTAL

DEMIAN

MARINI DEBERNARDI JUDITH

GRUPO: 1108

Miércoles 27 de octubre de 2010
Démian
Es la historia de Sinclair, un hombre que nos cuenta su vida.
Comienza la historia cuando él tenía 10 años, cuenta como se veían las cosas desde su perspectiva; que vivía enrolado en dosmundos totalmente diferentes; uno de esos mundos es el de la calle, en donde había oscuridad, muchos pecados y malas costumbres, asaltos, asesinatos, violaciones, lleno de malas personas. El otro mundo lo constituía el interior de su casa, era un ambiente sano, limpio, puro, en donde todos se respetaban, había mucha paz, amor, comprensión, y sobre todo el cariño de una familia constituida por un padreresponsable, una madre cariñosa y dos hermanas menores inocentes.
Sinclair era feliz, asistía a un colegio particular de letras, esas salidas de su mundo perfecto le hacían estar en contacto, aunque por poco tiempo, con el mundo exterior, y por tanto, desde muy pequeño tuvo la curiosidad de saber cómo sería pertenecer al “otro” mundo, aunque al mismo tiempo le daba mucho miedo relacionarse otener algo que ver, y ser descubierto por sus padres. Cuando se atrevió a enrolarse en el mundo oscuro descubrió que era una vida menos agobiante, más libre, sin reglas, divertida. Le gustó al principio. Cuando se metía en problemas o se veía amenazado, corría hacia su casa, a envolverse de nuevo en su mundo de fantasía y claridad.
Sinclair tenía un pequeño grupo de amigos provenientes del mismoestrato social, que aunque salía con ellos, siempre mantenía cierta distancia, por el mismo miedo a relacionarse demasiado con el exterior, Un día se les unió un chico llamado Franz Kromer, un niño de la misma escuela pero algunos años mayor, fuerte, imponente, dominante, con facciones y modales de hombre y con una mala fama familiar. A Sinclair no le gustó la idea de que se les uniera, perodecidió darle una oportunidad, por la misma curiosidad que tenía de conocer algo diferente a lo que siempre había vivido. Bajo las órdenes de Kromer, Sinclair y otro chico bajaron a la orilla del río a platicar cosas de “hombres”. Cada uno contó alguna anécdota o travesura que hubiesen cometido. Sinclair estaba preocupado, pues no tenía ninguna, así que inventó una historia para no llamar la atenciónde Kromer ante su silencio. Contó que había robado las manzanas del árbol de un vecino, toda una historia de ficción. Cuando terminó de contar, hubo un gran silencio, minutos después, los dos lo felicitaron por la gran hazaña. Por un momento Sinclair fue feliz, por ser aceptado. De camino a su casa, acompañado de Kromer, éste le dijo que el dueño del árbol había ofrecido una recompensa a quiendescubriera al ladrón de las manzanas, casualmente la historia de Sinclair fue cierta, sólo que él no había participado en dicho acción, Kromer lo amenazó de acusarlo, ya que necesitaba el dinero. Sinclair entró en pánico, pues su mundo de paz y claridad se veía brutalmente amenazado. No sabía que hacer, no quería decir la verdad, pero tampoco ser inculpado por algo que no había cometido; ¿Quépensarían sus padres, sus vecinos, sus maestros? Sinclair le propuso a Kromer pagarle la cantidad de dinero que el dueño del árbol ofrecía, a cambio de su silencio, aunque ahora estuviese siendo corrupto. Kromer aceptó.
Al llegar a su casa, a su centro de paz, se sintió destrozado, totalmente avergonzado, con una culpa que no podía cargar sobre sus hombros. Veía a sus hermanas jugar, a su padre y a sumadre en la mesa, todo como debería ser, pero él ya no encajaba en ese escenario. Él estaba manchado por la mentira, la corrupción, la maldad, por el mundo oscuro de afuera. Se sentía sucio, pecador. Cuando vio a su padre, quiso decirle la verdad, que lo reprendiera como en otras ocasiones donde se había portado mal y estaría resuelto, pero no fue así. No le dijo nada, esperando que él se diera...
tracking img