Democracia y mercados en el nuevo orden mundial

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3378 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
DEMOCRACIA Y MERCADOS EN EL NUEVO ORDEN MUNDIAL
NUEVO ORDEN MUNDIAL, GLOBALIZACIÓN, HEGEMONÍA GRINGA Y LOS EFECTOS PERVERSOS DE TODO ESTO

Cuando hablé con usted sobre cómo recuperar el mes y medio de clases a las que no he asistido me dijo que hiciera un ensayo sobre el nuevo orden mundial, la globalización y sus efectos perversos. Me comentó el tema de la hegemonía de los Estados Unidos ydel mundo bipolar. Le pregunté si quería que me apoyase en algún texto, alguna lectura. “Chomsky”, fue la respuesta, según algunas fuentes, el autor más citado de la literatura. Noam Chomsky es una de las mejores referencias para entender y criticar radicalmente la sociedad en que nos ha tocado vivir y por supuesto los efectos perversos del nuevo orden mundial, la llamada globalización y laterrible hegemonía gringa (en la que destacan sobremanera sus trabajos sobre la política exterior norteamericana).

Así pues, el trabajo prometía, me pareció bien. Pero nada más despedirme de usted me di cuenta que me encontraba ante una enorme y desagradable tarea. Creo que no se han escrito las suficientes palabras para llegar a relatar los efectos perversos de todo lo que habíamos acordado. Penséque sería más fácil escribir el ensayo sobre los efectos benignos del sistema, hubiera tardado menos y no estaría ahora dándole vueltas a la literatura porque no sé ni por donde comenzar. Pero ahí va:

Empezando por “LA GLOBALIZACIÓN” (ovación)

¿Quién habla hoy de Nuevo Orden Mundial? La globalización como término, concepto o categoría, se ha impuesto en la explicación y justificación depolíticas públicas y ha llegado a ubicarse como parte del lenguaje común, como tópico y tema de conversación y como el argumento final y más contundente que puede explicar casi todo: no únicamente el comportamiento de lo económico, lo político e incluso lo cultural, también la toma de decisiones que en esos ámbitos ocurren.

El uso cada vez más recurrente de esa palabra no parece corresponderse conla certeza de saber de qué estamos hablando cuando hablamos de globalización.

Siempre se han buscado expresiones diferentes para nombrar el comportamiento cíclico de un sistema con vocación de expansión mundial del capital. La globalización puede ser entendida como la etapa contemporánea de desarrollo del capitalismo y del proceso de establecimiento del modo de producción específicamentecapitalista a lo largo y ancho del globo, y el desplazamiento y subordinación de otras formas de producción.

Así, el Nuevo Orden Mundial es tan viejo como el capitalismo y la globalización no deja de ser otra palabra para explicar lo mismo y los mismos efectos perversos que produce este sistema que demuestra a diario su incapacidad para resolver los problemas derivados de la convivencia y elbienestar de la humanidad.

El siglo XX ha sido un espacio histórico de sucesión de crisis y de recomposiciones o reestructuraciones del capitalismo. En nada se justifica una modificación estructural del capitalismo, algo así como una nueva etapa. El capitalismo es global (mundial) desde su origen y desde sus inicios estuvo asociado al colonialismo y al saqueo de las colonias. Desde el siglo XIX, elimperialismo y el intercambio desigual son características básicas del capitalismo mundial. El estado actual del capitalismo se ubica en un largo trayecto de dominación, acumulación, explotación y apropiación del mundo.

Globalización es el nuevo nombre del imperialismo. Es uno de los disfraces de la tentativa del imperio norteamericano y sus competidores de dominar al conjunto del mundo parapoder explotar desenfrenadamente sus riquezas naturales, su fuerza de trabajo y sus mercados y encontrar un campo rentable y seguro para sus capitales especulativos.

Estas fueron las palabras del economista norteamericano John K. Galbraith, ex asesor de los presidentes Roosevelt y Kennedy: “Globalización es un término que nosotros, los americanos, inventamos para disimular nuestra política...
tracking img