Democratización de la escritura y poder simbólico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3421 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Aportes a un debate aún pendiente



DEMOCRATIZACIÓN DE LA ESCRITURA Y PODER SIMBÓLICO



¿A deshora? El examen de un suceso (¿o insuceso?) acontecido este mismo año [1997] pero en el mes de abril, puede parecer, a la hora en que [este artículo] vea la luz, una exhumación trasnochada. Ágiles prestidigitadores, los mass media extraen a un objeto de su galera, nos lo muestran porfuera, juegan un momento con él y lo sacan de circulación bajo el cúmulo de nuevos titulares antes de que hayamos podido alcanzar a penetrarlo por dentro.


¿Fuera de lugar? Es posible también considerar este asunto ajeno a la temática de una revista de comunicación.


Confío, sin embargo, en que, tras leer los siguientes aportes, al menos algunos lectores convengan en que retomaren esta revista la propuesta de Gabriel García Márquez de simplificar la ortografía no es incurrir en un anacronismo ni en una incongruencia. Aunque la propuesta del narrador colombiano haya sido desechada y sepultada, el debate en torno de ella está lejos de hallarse agotado. Más aún, si se entiende por tal el cotejo de premisas y razones, puede afirmarse que casi no ha habido tal debate. “Bromade mal gusto”, “dislate impropio de un premio Nobel”, “travesura lúdica”, lapidaron sus colegas escritores, sobre todo los de hispana cuna. “Despropósito demagógico de alguien que será un buen escritor pero no un lingüista”, sentenciaron los doctos académicos. Lluvia de epitetos, sequía de argumentos. Casi todo quedó por ser dicho porque nadie fue al fondo, al porqué y al para qué de la propuesta.Y en cuanto a la pertinencia de su discusión en el marco de una revista de comunicación, sustentamos que si el genuino debate que no se dio, ello se debió precisamente a que quedaron excluidas del mismo las implicancias sociales, culturales y comunicacionales del problema.




Los interlocutores ausentes


¿Quiénes pudieron opinar públicamente acerca de la reforma ortográficapostulada? No sé lo que sucedió en Venezuela, pero en este extremo austral del continente, en Argentina y Uruguay –y otro tanto se pudo observar en los cables procedentes de otras latitudes-, prácticamente los únicos consultados fueron los literatos (los de renombre, obviamente). Visto que el proponente era un célebre escritor, el criterio de selección de los medios parece haberse fincado en laexpectativa de que, dándoles la palabra a sus colegas, provocaban lo que más les encanta a los periodistas y el público saborea con más fruición: una escaramuza verbal entre famosos.

Los entrevistados, a su vez, entraron con gusto en el juego. En sus respuestas, en lo dicho y no dicho en ellas, subyació el presupuesto de que, por su condición de profesionales del arte de escribir, eran los únicosusuarios de la lengua escrita dignos de ser tenidos en cuenta e investidos del derecho de dictaminar a su respecto.[i] Un autor tan identificado con las causas populares como Mario Benedetti se abstuvo de hacer una lectura social de la cuestión planteada y se recluyó en los fueros de su oficio; declaró que, en tanto poeta, le sería imposible seguir escribiendo poesía si le alteraban las reglasortográficas y con ellas la estructura formal de las palabras.

Salvo muy contadas excepciones, todos los literatos consultados –fueran latinoamericanos o españoles, conservadores o progresistas, de izquierda o de derecha- hicieron causa común en la ratificación de la ortografía vigente. Los mismos que en el plano histórico y político condenaron y desmitificaron tantas veces la conquistaimperial, aparecieron esta vez, en su tácita pleitesía a la preceptiva de la Real Academia, cerradamente hispanistas. Enfrentados a una reforma cultural concreta, su pertenencia a la élite literaria pudo más que sus opciones ideológicas y su conciencia latinoamericanista.[ii]

¿Quiénes fueron, en cambio los interlocutores ausentes, los marginados de la consulta y el debate? Entre otros,

▪ los...
tracking img