Deporte y crecimiento humano

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1459 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El hombre está destinado a vivir en dos universos, dice Jean Moreaux en su libro Sentido Cristiano del Hombre. Los griegos también creían esto e iniciaron la actividad deportiva organizada como un acto de culto a los dioses. Tenían la intuición de que esa excelencia en el desempeño del cuerpo y alma, los acercaría a ese mundo de deidades al que sentían profundamente llamados.
Creo quenosotros hemos roto esta conexión entre deporte y crecimiento espiritual aconsejada por la Iglesia –particularmente por San Pablo y por el Beatro Juan Pablo II- al no poder iluminarla desde la fe católica. Con ello, estamos dejando escapar de nuestras manos una extraordinaria oportunidad de demostrar como lo católico –Cristo- ilumina y da sentido a todas las realidades del hombre.
Posibles causasLas razones pueden ser muchas pero yo solo me ocupo de dos para no desviarme del propósito de este artículo; pero si me gustaría que hagamos ese análisis y al mismo tiempo hacer un ejercicio de catolicidad y así constatar lo que dijimos anteriormente.
Uno de los posibles motivos es que le hemos concedido el rasgo de sagrado a cosas que no lo son –entre ellas el deporte- y que no merecen esetrato; pero al mismo tiempo hemos desacralizado lo verdaderamente sagrado. La defensa que hacemos de nuestro equipo contrasta con la poca defensa que hacemos de nuestra fe. La perseverancia con la que entrenamos hasta el límite no tiene nada que ver con los pretextos que ponemos al momento de ir a misa. Nunca he escuchado a nadie decir, ante la falta cometida por un deportista de usar sustanciasprohibidas, que deberíamos permitir su uso generalizado. Todo lo contrario, se busca reforzar las medidas y aumentar las penas con tal de que el ideal deportivo se mantenga alto. Sin embargo ante la falta cometida por algún ministro de culto o alguien abiertamente católico, somos muy fáciles a cuestionar a la institución y pedir que sea la Iglesia la que baje las exigencias, en lugar de aceptar lanorma (que no está para otra cosa que para configurarnos con Cristo). En fin, que esta deformación y desjerarquizacion de la vocación del hombre a lo sagrado, nos ha polarizado y le hemos declarado la guerra al deporte.
Otro de los motivos es la idea que nos hemos permitido esparcir de que el cristiano es enemigo de lo temporal. Al abandonar y despreciar lo temporal, atrofiamos una realidad:la de que solo una verdadera actitud cristiana permite abarcar y salvar todo lo temporal. Nuevamente el deporte es nuestro enemigo, o en el menos peor de los casos, estamos dejando pasar una extraordinaria oportunidad para hacer un ejercicio de catolicidad –tomarlo todo e iluminarlo todo – y de formación de la espiritualidad. En la medida en que la persona se toma más en serio el deporte más segenera esta división si no sabemos cómo abordarlo.
El deporte
Veamos ahora como podemos iluminar el deporte. Tampoco seremos exhaustivos, pero espero que lo suficiente como para dejar la inquietud de seguir profundizando.
La práctica del deporte requiere invariablemente de una doble actitud inseparable y consecuente: la de negarse a si mismo –entrenamiento, alimentación, competencia- y larealidad de que esta abnegación produce casi invariablemente algo bueno. El paso previo a la medalla o a una mejor marca, es la abnegación. Y es que el deporte, hace el cuerpo dócil al espíritu. Todas aquellas cosas de las que se abstiene el atleta que va por la corona, son precisamente aquellas que el cuerpo prefiere. En el deporte, como en el crecimiento espiritual, el enemigo a vencer es unomismo.
Es esta una imitación de Cristo? A mí me parece que sí, pero hay que darle intencionalidad. Hay que explicarle al deportista que en el fondo quiere dar más, ser más veloz y saltar más alto por ese rasgo de divinidad que nos trajo otorga Dios desde la Creación al hacernos a su imagen y semejanza, confirmada por Cristo con su encarnación y sostenida con la acción del Espíritu Santo....
tracking img