Derecho indiano

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5316 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Dougnac Rodríguez, Antonio, Manual de Historia del Derecho Indiano, UNAM, 1994.

El Derecho Indiano, elementos y características

El derecho indiano es el conjunto de reglas jurídicas aplicables en Indias, o sea, los territorios de América, Asia y Oceanía dominados por España. En él se comprendía: A) las normas creadas especialmente para las Indias (derecho indiano propiamente tal omunicipal); B) el derecho castellano, utilizado a falta de disposiciones especiales, y C) el derecho indígena, propio de los aborígenes. Si bien la mayor parte de las normas estaban contenidas en leyes, sería erróneo pensar que todo el derecho indiano fue creación de la legislación. Efectivamente, las conductas eran también regladas por las costumbres, el reiterado estilo de fallar de los tribunales(jurisprudencia) y, en medida muy importante, por la literatura jurídica, o sea, los estudios elaborados por expertos en derecho.

Cuando en 1635 Antonio de León Pinelo, exalumno de la limeña Universidad de San Marcos, entregaba al Consejo de Indias la Recopilación que había llevado a culminación tras ímprobo trabajo, contenía ésta 7,308 leyes (principalmente reales cédulas) que habían sido elegidas—y algunas de ellas refundidas— de entre las infinitamente más numerosas que la Corona castellana había ido dictando para el buen gobierno del Nuevo Mundo. En 1680, a veinte años de la muerte de León Pinelo, sometido este proyecto a múltiples discusiones, revisiones y aún incorporándosele más disposiciones, fue promulgado por Carlos II para regir en todos los dominios de ultramar de la Coronacastellana con el nombre de Recopilación de Leyes de los Reinos de Indias. ¿Por qué era tan abundante esta legislación? P. 11.

…el estilo de legislar castellano, enormemente casuístico y, por otra, la necesidad de la Corona de organizar un mundo nuevo. P. 12.

…si al confrontarla con la realidad, se detectaban ciertos vicios, podía ser suspendida en su aplicación,… p. 12.

Pero también hay unalegislación, muy abundante, producida en América, a la que actualmente se da el nombre de ley criolla. Todas las autoridades radicadas en Indias, cual más cual menos, tenían facultades legislativas. Hubo reales provisiones y autos acordados emanados de las Reales Audiencias; no menos importantes fueron las ordenanzas de virreyes y gobernadores; estos mismos solían dictar bandos, algunos de los cualeseran reiterados por sus sucesores perpetuándose; hasta en los corregimientos, sus autoridades máximas, llamados corregidores o alcaldes mayores (según la región de que se trate), dictaban bandos de sabroso color local. La vida urbana estaba dirigida particularmente por las ordenanzas de los cabildos que determinaban el trazado de calles y acequias, la limpieza de unas y otras, la utilización delas tierras de uso común (ejidos y dehesas), los precios máximo que se podían cobrar por alimentos, productos y servicios, etcétera.

También hubo un derecho canónico indiano, reflejado primordialmente en los cánones de los concilios provinciales. Los hubo a contar del siglo XVI con el objeto primitivo de adecuar las disposiciones de Trento a la vida americana,… pp. 12-13.

La puesta envigencia de estas normas canónicas estaba sujeta a la atenta revisión de las autoridades civiles en virtud de los derechos concedidos a los reyes castellanos sobre la Iglesia en Indias, cuyo conjunto es conocido con el nombre de Real Patronato.

Además de la ley, tiene gran importancia jurídica la costumbre. Ésta podía ser criolla o indígena. P. 13.

Por otra parte, la tradición jurídica castellanadaba tal preponderancia a la costumbre que ésta, llenando ciertas condiciones, podía hasta derogar la ley, como se advierte en el Código de las Siete Partidas (1, 2, 3). Fue a través de la costumbre como el cabildo adquirió en Indias una relevancia superior a la que tenía en España. P. 13.

Frente a la república de los españoles existía la república de los indios. P. 13.

…la Corona no...
tracking img