Derecho internacional privado

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 54 (13354 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 15 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNIVERSIDAD SEÑOR DE SIPÁN
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS

“LA TERCERÍA”

ASIGNATURA :
DERECHO PROCESAL CIVIL II

CATEDRÁTICO :

SÁNCHEZ CORREA, Víctor

INTEGRANTES :
DEL AGUILA RODRÍGUEZ, Sarita
HERRERA VALLEJOS, ManuelIGNACIO BONILLA, Fiorella
VALLEJOS MACHUCA, Patricia
VILLEGAS SALAZAR, Erika
VIGIL ROJAS, Consuelo
VIGIL ROJAS, Fernando
YOVERA VILCHEZ, Leydy

CICLO :
VIII

SECCIÓN :
“C”

Pimentel, 09 de Octubre del 2009
Anuestros padres creadores de muestro pasado, impulsores de nuestro presente y artífices de nuestro futuro.

A todos los jóvenes de hoy que van tras la búsqueda de una vida nueva, tratando de vencer obstáculos y dificultades, para llegar a triunfar.

A nuestro profesor por brindarnos sus orientaciones y enseñanzas para continuar de manera exitosanuestra carrera profesional y en un futuro no muy lejano ser los mejores profesionales.
INTRODUCCIÓN

Nuestro ordenamiento procesal regula la institución denominada tercería primero en el Artículo 100, conocida como intervención excluyente de propiedad o de derecho preferente, y, luego en los Artículos 533º al 539º, en los cuales indica sus requisitos de admisibilidad, trámite y reconoce dosclases: La Tercería de Propiedad y la Tercería de Mejor Derecho o de Derecho Preferente de Pago.

Toda ejecución dineraria parte de un presupuesto de orden sustancial: el deudor responde por el cumplimiento de sus obligaciones con todos los bienes que integran su patrimonio.

Este principio, que en nuestro ordenamiento es solo implícito —y que es el que fundamenta la denominada “acciónsubrogatoria”, así como del embargo cautelar, en cuanto mecanismos previstos por el ordenamiento para la conservación del patrimonio-garantía— marca el límite operativo de todo el proceso de ejecución dinerario: los bienes sobre los que debe desplegarse la actividad (ejecutiva) del órgano jurisdiccional deben ser del deudor.

Pero, hay también algunos supuestos en los cuales la responsabilidad patrimonial,que como está dicho grava sobre el patrimonio del deudor, se puede extender al patrimonio de terceros: tal es el caso de constitución de hipoteca o prenda para garantizar una deuda ajena, o cuando, a cualquier título, se adquiere un bien prendado o hipotecado; o, también, cuando una determinada enajenación ha sido revocada por fraude. En todos estos casos, aun perteneciendo el bien a un tercero(o sea a un “no deudor”) responde por la deuda, extendiéndose de esta forma la responsabilidad patrimonial más allá del patrimonio del deudor.

Siendo así, el proceso de ejecución dineraria no constituye otra cosa que el aspecto dinámico del principio de responsabilidad patrimonial, en donde frente a la crisis de la obligación provocada por el incumplimiento de la prestación debida, esteencontrará su concreta plasmación, operándose sobre los bienes-instrumento (ya sean del propio deudor o de terceros responsables) con la finalidad de satisfacer al acreedor ejecutante.

Así las cosas, cuando se inicia el proceso de ejecución dineraria lo primero que se debe hacer es seleccionar dentro del conjunto de bienes (el activo) del patrimonio del deudor ejecutado los bienes que efectivamenteservirán de instrumento para la satisfacción del acreedor. Esta operación de selección se realiza a través del embargo, acto con el cual se le imprime al bien seleccionado un vínculo de destinación: en principio, ese bien y no otro, responderá en concreto y en ese proceso, por una determinada deuda: “El embargo es el primero de los actos que integran la actividad ejecutiva, y presupuesto necesario...
tracking img