Derecho penal i: teoría de la sanción

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2338 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
DERECHO PENAL I: TEORÍA DE LA SANCIÓN

DERECHO PENAL I

UNIDAD XVI

TEORÍA DE LA SANCIÓN

XVI-1. LA REACCIÓN DEL SISTEMA PENAL.

Penas y medidas de seguridad.
Señala Soler que “la genérica prevención de males y de delitos es una función primaria de gobierno y, como tal, asume las formas más variadas, y pertenece propiamente al derecho admi-nistrativo. Pero existen medidas con ese fingenérico de evitación de daños, cuya acción se ejerce inmediatamente sobre los individuos, para los que representan, aun estando despojadas de todo sentido punitivo, una considerable restricción de libertad”. [1] La aplicación de una de éstas puede hallarse vinculada a la comisión de un injusto.
La pena no es la única reacción jurídica frente a lo ilícito. Los clásicos absolvían al inimputable yse desentendían de las consecuencias de dicha inimputabilidad. Fue la Scuola Positiva la que, sustituyendo los conceptos de tutela jurídica y culpabilidad por los de defensa social y peligrosidad, introdujo la idea de la medida de seguridad, orientada —junto con la pena, de la cual no difería cualitativamente, englobadas ambas bajo el mote de sanciones— hacia la prevención especial.
Aunque luegoreseñemos una disputa al respecto, lo cierto es que las medidas de seguridad no son sanciones: esto porque no son la consecuencia del incumplimiento de un deber. “El Estado puede disponer medidas de seguridad con los más variados motivos que pueden no tener nada que ver con la perpetración de un delito (curas coactivas, cuarentenas, internación de alienados, de in-fecciosos, desalojos,desinfecciones, etc.)”. Cuando se toman a raíz de un injusto, las medidas no dependen ni en su clase ni en su duración de la gravedad del mismo, sino de otras razones, entre ellas, la mayor o menor peligrosidad del sujeto, [2] y se mantienen mientras persisten dichas razones.

Fundamentos.
Las medidas de seguridad nacen al amparo de las ideas de la pericolosità y la defensa social. La sociedad estádeterminada a defenderse —decía Ferri—, y para ello es necesario neutralizar la peligrosidad de los individuos, importando poco al respecto si éstos son imputables o no.
Tres son las especies de medidas de seguridad: a) curativas, las que se proponen curar, destinándose a inimputables en razón de anomalías de sus facultades (dementes, alcohólicos, toxicómanos, etc.); b) educativas, las que tienden areformar al delincuente, aplicándose en espe-cial a los menores; c) eliminatorias, las que buscan excluir del tráfico social a los delincuentes habituales. No debe confundirse este último supuesto, que exige se den muy estrictos requisitos legales (v. XX-2), con lo que es el concepto criminológico de habitualidad.

Asimilación o distinción.
Hay, entonces, penas y medidas de seguridad. Ahora bien,¿en qué consiste la diferente natu-raleza de ambas? ¿Participan de la misma esencia penas y medidas? Dos bandos se constituyen: los que sostienen la distinción y los que asimilan ambas figuras.
1) Tesis de la asimilación. La sostuvo el positivismo penal, y es derivación directa del principio de responsabilidad social: si todos los autores responderán por el solo hecho de haber cometido el hecho,es lógico que, llámese pena o medida de seguridad, ambas tengan el mismo fundamento defensivo. Filippo Grispigni funda la igualdad en que ambas sanciones consistirían en la disminución de un bien jurídico, tendrían por presupuesto un delito, serían proporcionadas a la peligrosidad, tenderían a readaptar o innocuizar y serían judicialmente impuestas.
2) Tesis de la diferenciación. Digamos conBirkmeyer que la pena es retribución y la medida de seguridad, prevención. “La esencia de la medida de seguridad no es retributiva, porque no corresponde al reproche de culpabilidad. No tiene, pues, su esencia vinculada al pasado (la culpa del agente), sino al futuro (la peligrosidad del sujeto). De lo que se trata es de impedir delitos de parte de un hombre que ha demostrado ser temible”. [3] El...
tracking img