Derecho penal

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 25 (6002 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Resumen: El presente trabajo busca analizar las características distintivas de la agencia judicial, en tanto dispositivo institucional, productor de saberes, decires y haceres tanto de los agentes profesionalizados como de los no profesionalizadosque interactúan conflictivamente en su interior. Así, la descripción del funcionamiento de losjuicios orales -entendidos como contextos de interacción-nos permite percibir las transformaciones objetivizantes de los sujetos en cuestión. En otras palabras, se busca mostrar cómo en el despliegue ritual de losjuicios orales, lo jurídico adquiere un grado de autonomía tal, que se separa del conflicto concreto que le dio origen. La persona que era sujeto de una relación particular (conflictiva) se convierte en objeto del procedimiento judicial.Losjuicios orales y la construcción del "objeto" judicial
Este artículo forma parte de la investigación "Poder Judicial: Transición del escriturismo a la oralidad" que la autora viene desarrollando desde 1996 en calidad de becaria de la Universidad de Buenos Aires, dirigida por la Prof. Lic. Sofía Tiscornia.
Introducción
La frondosa fauna que integra el poder judicial, tiene entre sus especímenes untipo particular de especialista, un hombre de derecho, que "cree que los problemas sociales, políticos y económicos, y los propios problemas del ordenamiento jurídico, pueden ser resueltos mediante un cambio legislativo" (Melossi, 1996:77). Desde la óptica de este agente -al que llamaremos jurista ingenuo (Melossi, op.cit.)-, todas los dificultades que se presentan en el ámbito de la justicia,son producto de la mala confección o peor implementación de una ley determinada.
Esta lógica se apoya en un "pensamiento animístico" que descubre en el derecho una herramienta transformadora -y creadora- de la realidad, por su simple aplicación a través de códigos y leyes. El derecho es visto como una variable independiente -en términos de Sousa Santos (1991)- que promueve activamente latransformación social, cultural y material.
Pero el jurista ingenuo no existe sólo entre los abogados, ni circula exclusivamente por los pasillos de tribunales. Así, no es extraño escuchar de boca de distintos personajes formados -o no- en distintas disciplinas, que los "problemas de la democracia" se podrían resolver a partir de una transformación parlamentaria, y que la violencia policial, podríasolucionarse mediante la implementación de cursos de formación para policías en las cuales se les enseñe a respetar los derechos humanos. Todas estas "soluciones" tienen un punto en común, y éste es la escasa importancia que otorgan al análisis de las prácticas sobre las que se asientan y constituyen las distintas instituciones en cuestión.
El proceso a través del cual, se llevó a cabo la reforma delCódigo de Procedimientos en Materia Penal (1991) mediante el que se estableció el juicio oral -objeto de nuestra investigación- no escapa a esta "regla".
En los años inmediatamente posteriores a la última dictadura militar (1976-1983), se instaló en el centro de la discusión política, la necesidad de una urgente democratización y afianzamiento de las instituciones. Es en este marco, que se comienzaa pensar en una transformación del poder judicial, transformación que debería producirse con la elaboración de un nuevo Código de Procedimientos que reemplazase al vigente desde 1889.
Entre los antecedentes políticos e históricos más cercanos a la modificación del procedimiento escrito, el juicio oral y público a las juntas militares celebrado en 1985, es uno de los más destacados. Dicho procesofue presentado a la sociedad como el rito de pasajede la agencia judicial "a la vida democrática", y como la piedra fundacional que permitiría explicar los posteriores procesos sociales vinculados a la justicia. Desde esta óptica, uno de los protagosnistas del juicio, decía: "(...) cuando terminamos losjuicios a las juntas, sentí que, sin transición, habíamos convertido a un país sin ley, en...
tracking img