Derecho romano en mexico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 29 (7104 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Introducción:
La historia de Roma es la historia de la ciudad como entidad urbana y la historia de los estados e instituciones de los cuales ha sido capital o sede a lo largo del tiempo. Se puede dividir en prehistoria, Roma Antigua, Roma Medieval, Roma Moderna y Contemporánea; o bien en Roma Antigua, Roma Pontificia y Roma italiana contemporánea.
En este trabajo veremos cómo cambiaradicalmente Roma sufre en la Edad Contemporánea una transformación política esencial: Roma se reintegra a la nación italiana y se convierte en la capital de un Estado italiano unificado.
Y en México el siglo XIX se caracterizó porque la política, el Derecho, la concepción del Estado y de la filosofía tuvieron un avance; en especial la afirmación de las nacionalidades, con el romanticismo.

Historia delDerecho Romano en el siglo XIX
A instancias de las corrientes revolucionarias liberales y los movimientos nacionalistas, Roma sufre en la Edad Contemporánea una transformación política esencial: Roma se reintegra a la nación italiana y se convierte en la capital de un Estado italiano unificado. La ciudad crece en población superando las cifras que alcanzó en la Antigüedad y desbordando en suexpansión las viejas murallas. El dominio milenario de la autoridad pontificia termina en el siglo XIX, pero su presencia no desaparece, pues ésta logrará el reconocimiento posterior, en la primera mitad del siglo XX (de parte de la autoridad fascista) de su soberanía sobre la antigua colina Vaticana, creándose el pequeño Estado de la Ciudad del Vaticano, sucesor de los Estados Pontificios, y que leasegura al Papado su independencia política. Por su parte, Roma fundirá su historia con la de Italia y sus vicisitudes irán ligadas el desarrollo histórico de la misma.
Siglos XVIII y XIX
Durante la segunda mitad del siglo XVIII Roma y el Papado deberán enfrentar a la Ilustración y la Revolución Francesa, con su corolario que fue la aventura imperial de Napoleón. Muy maltrecho, el Papadorecuperará por un tiempo, gracias a las dádivas del Congreso de Viena, su dominio sobre Roma. Durante el siglo XIX la ciudad se verá envuelta en los movimientos nacionalistas que harán la unidad de Italia.
La Ilustración y el avance del laicismo modernista: presión política e ideológica sobre Roma
En la segunda mitad del siglo XVIII el clima político e intelectual se volvió en contra de la autoridadreligiosa y temporal del Papado, inclusive en las tradicionales monarquías católicas. En Francia e Inglaterra se desarrolla el fenómeno de la Ilustración, cuya máxima obra fue la publicación en París de la Enciclopedia. Las diversas corrientes que conformaban el movimiento ilustrado (racionalismo, empirismo, liberalismo, ateísmo, etc.) inspiraron una disposición anímica negativa hacia la Iglesia yel Papado entre las clases intelectuales, especialmente burguesas de Europa Occidental; disposición que fue contagiada a los gobiernos absolutistas, formalmente católicos y regalistas, pero que en la práctica adoptaron posturas laicistas que iban en detrimento de la autoridad y los bienes de la Iglesia, especialmente en Portugal y España. Se inició una creciente presión política e ideológica,frente a la cual reaccionaron con desigual éxito los pontífices. Por ejemplo, constituyó una derrota en toda la línea la supresión, no sólo en Roma, si no en todo el orbe católico, de la Compañía de Jesús debido a la debilidad del Papa Clemente XIV en 1773, presionado por los gobiernos laicos. Pronto se iniciará la Revolución Francesa, lo que constituirá una hecatombe para el catolicismo francés y laautoridad pontificia en Roma.
La Revolución Francesa y la República Romana
La República surgida de la Revolución Francesa procedió a establecer en los territorios italianos ocupados unas pequeñas repúblicas títeres, anunciando de que la tiranía absolutista había terminado: la República Cisalpina, la República de Liguria. Presionado, el Papa Pío VI tuvo que entregar a la República Cisalpina...
tracking img