Derecho

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2776 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
CONCEPTO

En todas las sociedades, antiguas como modernas, el juez se encuentra investido de las más altas dignidades. El juez da justicia en representación y en nombre de la ley. El juez simboliza el derecho y las instituciones jurídicas. El juez como sujeto preeminente de la relación procesal penal, es el representante monocratico o colegial del órgano jurisdiccional del Estado, encargado deejercer la función soberana de jurisdicción en un determinado proceso penal.

La coexistencia entre los coasociados y la organización social y jurídica de un país no puede admitirse sin la presencia del juez. La sociedad, como ocurre con el defensor, no aquilata suficientemente la altísima dimensión y hondo significado que personifica el juez. Dar y hacer justicia no es tarea fácil por sercotidiana; toda sentencia que elabora y profiere, generalmente es motivo para sentir angustia, y no precisamente honda alegría. El desasosiego y la intranquilidad embargan al juez, por cuanto siente sobre sus hombros la pesada carga que la confianza publica le deposita. La búsqueda de la equidad en la controversia es lo que mas le embarga de preocupación. La colectividad no percibe todo este cortejo deconflictos internos; y a ello se debe la incomprensión y ser objeto de ataques y vituperios.

El juez, social, moral y jurídicamente se encuentra entre el fuego de dos intereses enardecidos y encontrados que se afanan por convencer y persuadir la adhesión a sus posturas; de allí que siempre desazona y disgusta sus fallos. Ocurre que se agrega las calumnias y las murmuraciones haciendo blanco asu persona. El juzgador asume una función protagonica en una sociedad democrática, resuelve a través de sus fallos controversias que se suscitan entre los miembros de una determinada comunidad; en el proceso civil restablece la paz social alterada por un conflicto de intereses entre privados ; en el proceso penal, su intervención es mas gravitante, porque concurren varios intereses en el, delEstado, en la persecución del delito y del castigo a los culpables; de la sociedad, que se sancione a quien a transgredido la norma jurídica y consecuentemente ha asumido una conducta intolerable para los asociados; de la victima, que se satisfagan sus legitimas pretensiones reparadoras provocadas por la lesión al bien jurídico, del cual es titular; y finalmente, el imputado – que se respeten susderechos fundamentales y que se resuelva lo mas pronto posible su situación jurídica -. Como un corolario de estas afirmaciones diremos que las decisiones jurisdiccionales que emanan de la boca del juez actúan en nombre del pueblo; la jurisdicción, como la legislación y la administración, es función de la soberanía y corresponde exclusivamente al Estado, mediante una delegación con rango de ley queemana de la división de poderes que se subyace en un Estado Democratico de orientación institucional.

Carnelutti, insigne jurista, llego a proferir: “el juez es, y no puede menor de ser, una parte a la cual se le pide que no sea parte. En un tiempo, cuando no había puesto yo en el sistema al Ministerio Publico en su lugar, dije de él que era absurdo pretender una parte imparcial, después advertíque el absurdo está en el instituto del juez mucho más que en el del Ministerio Publico”.

Sin rechazar estas conceptuosas nociones de carnelutti, podríamos enfatizar que el juez es “parte” dentro del proceso, pero lo es junto a la ley, inclinado por la justicia, a favor del derecho. Estos y no otros, son los móviles que guian al juez en su responsable y elevada mision adjudicada. Por ellosurgen las recusaciones e impedimentos para evitar el conflicto agresivo que pudiera venir de la parte supuestamente afectada. La independencia del juez respecto a la voluntad de los particulares se tutela obligando al juez a mantenerse alejado de todas las relaciones de índole meramente particular que podrían disminuir su libertad de determinación. A decir del ilustre penalista italo Manzini “La...
tracking img