Derecho

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2782 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 14 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNIVERSIDAD LATINA
DERECHO, TEORIA DEL PROCESO JURISDICCIONAL
PROF. Jorge Paisano

LA ACCION
CONSTRUCCION TEORICO – DOGMATICA DEL CONCEPTO

La acción entendida por la doctrina tradicional, no como mero hecho, sino como situación jurídica subjetiva, ha sido definida de muchas maneras.

Con referencia al ordenamiento costarricense actual, la acción (o para emplear su terminología, el “poder deacción”) puede ser descrita en términos dogmático-jurídicos como el poder jurídico que tiene un sujeto distinto del juez, de vincular a éste al deber de pronunciarse acerca de una pretensión de tutela jurídica.

Por ejemplo, el actor civil, ejercitando el poder de acción en su demanda, y cumpliendo sus cargas a lo largo del proceso, obliga al juez a pronunciarse en sentencia acerca de su pretensión deque, poniendo por caso, se anule un contrato, o se decrete la obligación de indemnizar, etc.

En el artículo # 41 de la Constitución Política de C. R., el constituyente abría el espacio para que la ley ordinaria (básicamente los códigos procesales) diseñara la figura de la acción como una situación jurídica subjetiva o, más precisamente, como un poder jurídico perteneciente a “TODOS” los sereshumanos que se encontraren dentro del ámbito de vigencia del ordenamiento costarricense.

De manera que, aún cuando no se puede decir que el artículo # 41 de la Constitución consagre, ya completo, con todos sus elementos, el poder de acción, contiene indudablemente un principio general que sirve de base para que aquélla sea luego desenvuelta por medio de normas de rango legal.

Y desde un punto devista teórico-político es de suma importancia que ese “principio general” se encuentre al menos esbozado en el citado artículo # 41 de la Constitución, porque el mismo constituye la expresión de aquel equilibrio político entre Estado y Ciudadano, a que antes se aludía, pero es tanto o más importante que la consagración constitucional del principio, lograr que toda la gente lo conozca y lo sientacomo un derecho propio, desde el más sofisticado hasta el más rústico de los habitantes del país.

Y por otro lado, siempre al amparo de esa cornisa constitucional, podrían los ciudadanos impulsar el desarrollo de figuras de acción enteramente nuevas, es decir, presionar con “presión soberana” a los poderes públicos para que den existencia jurídica a nuevas formas de tutelar los valores de nuestravida y nuestra cultura, haciendo de éstas algo cada vez más pleno y más fecundo.

Acción y Situación Jurídica Subjetiva Sustancial

Al mencionar el debate teórico suscitado alrededor de la relación “derecho sustancial – derecho procesal”, se explicó cómo, desde nuestro punto de vista, la tesis valedera en este campo es la del Profesor Salvatore SATTA, quien postulando el proceso como únicarealidad del universo jurídico, niega la existencia de aquella relación y, por ende, la razón de ser del consiguiente debate doctrinal.

Sin embargo, fiel a la consigna de describir también la doctrina dominante (W. Antillón), se expondrá seguidamente la manera como ésta concibe las relaciones entre la acción y la situación jurídica subjetiva sustancial.

En relación con la disputa entre “concretistas”y abstractistas en el seno de la tendencia normativista, la experiencia enseña que, normalmente, en la gran mayoría de los casos, lo que esas doctrinas tradicionales llaman “poder de acción”, o “derecho de acción”, puede ser legítimamente ejercitado porque su titular pretende obtener la tutela de un derecho subjetivo, un interés legítimo, un poder jurídico que sinceramente cree poseer.Consecuente con esa experiencia secular, pero además, y sobre todo, por un imperativo ético, el ordenamiento estatal vincularía indisolublemente el poder de acción a esa pretensión seria y sincera de tutela jurídica, de modo que nadie podría ejercitar el poder de acción (poder procesal) sin al menos invocar, a la vez, aquel derecho, aquel poder, aquel interés (situación subjetiva sustancial) que...
tracking img