Derecho

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 47 (11537 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL HOMBRE Y SU CONDUCTA Para el postgrado de Derecho Penal Félix Adolfo Lamas - 2009

1

EL HOMBRE Y SU CONDUCTA
EL FUNDAMENTO PSICO-ANTROPOLÓGICO DEL DERECHO Y DE LAS RELACIONES JURÍDICAS DE IMPUTACIÓN

I. INTRODUCCIÓN

1.- El hombre y la vida social Los hombres han vivido desde que se tiene noticia en estado social, vale decir, integrando grupos de convivencia -familias, tribus,aldeas, ciudades, diversas formas de comunidades políticas (reinos, imperios, polis, civitas, Estado), etc.- o asociaciones con propósitos que no abarcan sino un aspecto muy determinado de la vida (sociedades comerciales, escuelas y academias, partidos políticos, entidades deportivas o recreativas, etc.). Es éste un dato empírico que la historia, la arqueología y nuestra propia observación verificanconstantemente. También es un hecho empírico que en todas esas vivencias sociales la conducta de los miembros ha guardado una relación con los fines y normas del grupo y ha estado sujeta, en consecuencia, a estimaciones colectivas respecto a su rectitud o falta de rectitud que afectan al hombre, sujeto de las mismas, no sólo en su calidad de miembro de un grupo determinado, sino en su propiacondición de persona. Así, si alguien viola la fe social y defrauda a sus socios, no sólo es considerado un mal socio, sino también -y principalmente- alguien digno de reproche y sujeto quizás a una sanción. Lo mismo el que traiciona a la patria, roba, mata, desatiende a su familia, comete adulterio, etc. Es decir, el dato empírico no incluye sólo la existencia de la vida social sino también lasignificación ética, política y jurídica de ésta. Esta relación entre hombre, vida social y vida jurídica, no parece ser meramente accidental. No sólo porque no se tiene experiencia de la ausencia de ella (a punto tal que estas tres realidades sólo pueden ser estudiadas por separado mediante la abstracción mental, puesto que en la realidad aparecen siempre unidas) sino, además, porque parecen guardar unarelación necesaria fundada en la misma naturaleza humana. De ahí que, parafraseando a Aristóteles y mejorando quizás la locución, Santo Tomás de Aquino

EL HOMBRE Y SU CONDUCTA Para el postgrado de Derecho Penal Félix Adolfo Lamas - 2009

2 define al hombre como un animal político y social1, expresión en la que “social” incluye la totalidad de las formas de convivencia y “político” la forma másalta de síntesis de moralidad y sociedad. Por nuestra parte, podríamos agregar, que el hombre es un animal político, social y jurídico. Si es un hecho, pues, que la vida del hombre es necesariamente social, moral y jurídica, es evidente que éste no puede ser comprendido adecuadamente si a la vez no se comprende esta dimensión de su realidad. Pero, a la inversa, y más radicalmente aún, lo social, lomoral y lo jurídico no pueden comprenderse sino a partir de la comprensión de lo que es el hombre y su vida, en sus rasgos específicos y digo “radicalmente” porque el hombre es raíz de lo social, lo moral y lo jurídico en el mismo sentido en que es fuente de su propia vida. Por esa razón, la raíz, la fuente o el fundamento de toda estructura ético-jurídica debe buscarse en la estructura operativadel hombre. 2.- La cualificación subjetiva y los fenómenos de imputación Dice Aristóteles, dentro de su explicación del acto voluntario, que “el hombre es principio y progenitor de sus acciones como de sus hijos. Pero si ello es claro, y no podemos remontarnos a otros principios que no sean los que están en nosotros, entonces las acciones cuyos principios están en nosotros dependerán de nosotrosy serán voluntarias”2. Adviértase que el filósofo dice en progresión tres cosas: 1°) Se refiere, en primer lugar, a las acciones cuyos principios están en nosotros como en su causa; éste es un dato común a todo el dinamismo natural, que sirve de marco físico al específico dinamismo ético-jurídico. 2°) Alude, asimismo, a aquellas acciones que dependen de nosotros, más allá de la pura causalidad...
tracking img