Derecho

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1820 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 17 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
HOMENAJE A VICTOR RAUL HAYA DE LA TORRE
EN EL XXXI ANIVERSARIO DE SU MUERTE
VICTOR RAUL NO HA MUERTO VIVE CON NOSOTROS
  Su luz espiritual, es aurora de cada momento de nuestro aprismo puro y sincero que nos ilumina  la claridad de toda realidad, lo que corresponde a Haya de la Torre, a su obra prodigiosa, a su visión sacrosanta de justicia, amor, fraternidad para todos. Buscando siempre laigualdad con justicia de pan con libertad.
Nos hace distinguir a los valores del pueblo, la fuerza para cumplir el reto  la misión impostergable de lucha y trabajo partidario. Desde las banderas principistas, integracionistas de la Alianza Popular Revolucionaria Americana. Desde  el Pueblo Continente de Antenor Orrego y desde los sueños y esperanzas de nuestros mártires que se inmolaron en todalucha y combate por su justicia social, como  Manuel Arevalo, Luis Negreiros, que perennizan la fe aprista hasta, cuando seamos polvos en viaje a las estrellas y nuestras obras espirituales, materiales, sean siempre el esplendor del pensamiento de Haya de la Torre. y nuestros logros  el cumplimiento fiel con el maestro…, nuestras faltas  ofensas al espíritu del compañero jefe. Porque HAYA VIVEVENCERA…materializándote, en nuestro Estatutos y Reglamentos.
 
EL DIA DE SU MUERTE
  Toda la noche del día anterior había durado la agonía de Haya de la
Torre. No se percibía ya casi ningún gemido.
Era el 2 de agosto de 1979.
Un día antes los médicos se habían reunido con el alto mando del partido para explicarles que la vida de Víctor Raúl era cuestión de horas y que la muerte llegaríaen cualquier momento.
A las siete de la mañana de ese día, 2 de agosto, en Villa Mercedes, Jorge es llamado por el grupo de enfermeras que hacían la guardia; le piden ayuda para poner en mejor posición a Víctor Raúl. Camina lentamente por el pequeño pasadizo que separa la sala del dormitorio; al entrar a este sólo escucha el sonido tenue de las máquinas que controlan el pulso de Haya de laTorre. Lo coge por un costado, muy lentamente, como tratando de no despertarlo. De pronto, observa cómo su Jefe abre los ojos y expresa una leve sonrisa al verlo.
Alarga las manos, en su último esfuerzo, coge la muñeca de Jorge, la aprieta tres veces y vuelve a sonreír angelicalmente. Era el saludo aprista. Era el último contacto en vida con el hombre que lo acompañó siempre con lealtad y arrojo.Vuelve a cerrar los ojos y pausadamente suelta la muñeca de Jorge, quien le mira fijamente el rostro; no puede contener la emoción, gruesas lágrimas corren por sus mejillas. Las máquinas, ajenas a todo este drama, siguen sonando lentamente, indicando que Víctor Raúl, todavía, está con vida.
Jorge sale muy lentamente del dormitorio. Se detiene un momento en el pequeño comedor contiguo y parece verloen la silla sentado. Se pasa las manos por su pronunciada calva. Se frota fuertemente el rostro con los dedos.
Haya de la Torre había reaccionado. De pronto le pareció escuchar aún aquella vieja frase: «Ayer estuve en Moche, hoy día parto para Trujillo».
Con los ojos vidriosos, sigue caminando y casi a media voz musita: –Fue el saludo aprista –tres veces le había apretado la muñeca.
En lasala principal hay un grupo de jóvenes que están en silencio. No hablan, están mirando hacia el vacío. «Tony» en el jardín está echado junto a la puerta que da al dormitorio de su amo. No quiere alejarse, ahí está aullando.
Mueve insistentemente la cola.
Eran las 8 de la mañana del 2 de agosto.
Nunca como ese día fueron llegando los jóvenes que estuvieron cerca a Víctor Raúl. Desde Barranco,presuroso él, llega Alan García con su clásica casaca marrón. Trata de ingresar al dormitorio del Jefe. Abre la puerta y mira fijamente el rostro de Víctor Raúl, quien parece dormir tranquilamente.
Recordaba, en esos momentos, las palabras aleccionadoras de tantos años.
Trata de contener las lágrimas, pero, ahí está, llorando. Cierra la puerta y camina por el pequeño callejón hasta la sala....
tracking img