Derecho

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 26 (6460 palabras )
  • Descarga(s) : 10
  • Publicado : 23 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CRITON
Es un diálogo corto pero importante escrito por el antiguo filósofo Platón. Es una conversación entre Sócrates y su amigo adinerado Critón. Estos hablan sobre la justicia (dikē), la injusticia (adikia), y sobre la apropiada respuesta a la injusticia. Sócrates piensa que a la injusticia no se le debe responder con otra injusticia, y se rehusa a la oferta de Critón, el cual le proponefinanciar su escape de la prisión. Este diálogo contiene un discurso antiguo sobre la teoría del contrato social del gobierno.
SÓCRATES Y CRITÓN
Sócrates. - ¿Por qué vienes a esta hora, Critón? ¿No es pronto todavía?
Critón - En efecto, es muy pronto.
Sócrates  - ¿Qué hora es exactamente?
Critón - Comienza a amanecer.
Sócrates  -Me extraña que el guardián de la prisión haya querido atenderte.Critón -Es ya amigo mío, Sócrates, de tanto venir aquí; además ha recibido dé mí alguna gratificación.
Sócrates  - ¿Has venido ahora o hace tiempo?
Critón -Hace ya bastante tiempo.
Sócrates  -¿Y cómo no me has despertado en seguida y te has quedado sentado ahí al lado, en silencio?
Critón - No, por Zeus, Sócrates, en esta situación tampoco habría querido yo mismo estar en tal desvelo ysufrimiento, pero hace rato que me admiro viendo qué suavemente duermes, y a intención no te desperté para que pasaras el tiempo lo más agradablemente. Muchas veces, ya antes durante toda tu vida, te consideré feliz por tu
carácter, pero mucho más en la presente desgracia, al ver qué fácil y apaciblemente la llevas.
Sócrates  -Ciertamente, Critón, no sería oportuno irritarme a mi edad, si debo ya morir.Critón -También otros de tus años, Sócrates, se encuentran metidos en estas circunstancias, pero su edad no les libra en nada de irritarse con su suerte presente.
Sócrates  -Así es. Pero, ¿por qué has venido tan temprano?
Critón -Para traerte, Sócrates, una noticia dolorosa y agobiante, no para ti, según veo, pero ciertamente dolorosa y agobiante para mí y para todos tus amigos, y que para mí,según veo, va a ser muy difícil de soportar.
Sócrates  - ¿Cuál es la noticia? ¿Acaso ha llegado ya desde Delos el barco a cuya llegada debo yo morir?
Critón - No ha llegado aún, pero me parece que estará aquí hoy, por lo que anuncian personas venidas de Sunio que han dejado el barco allí. Según estos mensajeros, es seguro que estará aquí hoy, y será necesario, Sócrates, que mañana acabes tuvida.
Sócrates  -Pues, ¡buena suerte!, Critón. Sea así, si así es agradable a los dioses. Sin embargo, no creo que el barco esté aquí hoy.
Critón -¿De dónde conjeturas eso?
Sócrates  - Voy a decírtelo. Yo debo morir al día siguiente de que el barco llegue.
Critón -Así dicen los encargados de estos asuntos.
Sócrates  - Entonces, no creo que llegue el día que está empezando sino el siguiente. Mefundo en cierto sueño que he tenido hace poco, esta noche. Probablemente ha sido muy oportuno que no me despertaras.
Critón - ¿Cuál era el sueño?
Sócrates  -Me pareció que una mujer bella, de buen aspecto, que llevaba blancos vestidos se acercó a mí, me llamó y me dijo: «Sócrates, al tercer día llegarás a la fértil Ptía ».

Critón - Extraño es el sueño, Sócrates.
Sócrates  - En todo caso, muyclaro, según yo creo, Critón.
Critón - Demasiado claro, según parece. Pero, querido Sócrates, todavía en este momento hazme caso y sálvate. Para mí, si tú mueres, no será una sola desgracia, sino que, aparte de verme privado de un amigo como jamás encontraré otro, muchos que no nos conocen bien a ti y a mí creerán que, habiendo podido yo salvarte, si hubiera querido gastar dinero, te heabandonado. Y, en verdad, ¿hay reputación más vergonzosa que la de parecer que se tiene en más al dinero que a los amigos? Porque la mayoría no llegará a convencerse de que tú mismo no quisiste salir de aquí, aunque nosotros nos esforzábamos en ello.
Sócrates  -Pero ¿por qué damos tanta importancia, mi buen Critón, a la opinión de la mayoría? Pues los más capaces, de los que sí vale la pena preocuparse,...
tracking img