Derecho

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (400 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAPERUCITA ROJA EN HELICOPTERO

Erase una vez, en los tiempos modernos en los bosques de Inglaterra una niña llamada Caperucita roja se entero que su abuela tenía muchos riesgos de ser devorada porun lobo muy feroz y astuto que había cundido el terror y pánico en la comarca, caperucita presintiendo que el peligro era eminente y el tiempo era poco, decidió cortar unas flores del jardín de sucasa para llevarle y salió a visitar a su abuela en un helicóptero para así llegar más rápido y poder evitar que el lobo feroz se devorara a su abuela.
Caperucita sobrevoló en su helicóptero poraquellos bosques espesos y allí en un claro de la selva estaba la cabaña de su abuela y descendió en su nave, y entro a la casa encontrando en la habitación de su abuelita una anciana arropada en sucolcha, pero al acercarse a saludarla y entregarle las flores que había cortado para ella, la noto extraña y le pregunto:
- ¿porque tienes las orejas tan grandes abuelita?
-la supuesta abuela contesto:-para escucharte mejor hijita
-¿ay, abuela porque tienes esos ojos tan grandes?
-para verte mejor hijita, contesto la abuelita
Entonces Caperucita pregunta:
-¿Por qué tienes esa boca tan grandeabuelita?
-para comerte mejor hijita-. Y acto seguido
El astuto lobo que ya se había tragado a su abuelita y se había disfrazado con su ropa y lentes, también se trago a Caperucita.
Pero Juan elleñador, quien patrullaba por el bosque en un rápido helicóptero artillado vio salir sospechosamente al lobo con su panza abultada y escondiéndose entre los árboles, entonces Juan desde su helicóptero leapunto con una ametralladora de dardos somníferos y la hizo blanco en la piel del lobo, quedando dormido profundamente. Juan descendió, y sospechando lo que el lobo había hecho procedió con un cuchilloa abrirle la panza al lobo, y de inmediato salieron asustadas pero contentas, tanto la abuela como Caperucita, dándole gracias Dios y al leñador por haberle salvado la vida, acto seguido, suturo al...
tracking img