Derecho

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1648 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Eutanasia

Introducción

Historia
La eutanasia es un problema persistente en la historia de la humanidad en el que se enfrentan ideologías diversas.

Los griegos aceptaron el concepto de euthanasia, que significa buena muerte (thanatos). En la antigua civilización griega, el Estado aprobó el suicidio. En Atenas, así como en Quíos y Massalia (la antigua Marsella) los magistrados disponíande veneno para aquellos que deseaban morir. Lo único que se necesitaba era un permiso oficial: «Quien no desee vivir debe exponer los motivos al Senado y una vez lo haya recibido, puede quitarse la vida. Si existencia te resulta odiosa, muere; si el destino te es adverso, bebe cicuta. Si la pena te abruma, abandona la vida. Dejad que el infeliz relate su desgracia, dejad que el magistrado leproporcione el remedio para que él mismo pueda ponerle fin».
Sócrates y Platón pensaban que una enfermedad dolorosa era buena razón para dejar de vivir. En La República, el filósofo condena al médico Herodoto, profesor de Hipócrates, por «fomentar las enfermedades e inventar la forma de prolongar la muerte» y agrega «por ser maestro y de constituir enfermiza; ha encontrado la manera, primero detorturarse a sí mismo, y pues al resto del mundo»
En Roma sólo se penalizaba el suicidio irracional. Se consideró, por ejemplo que el enfermo terminal que se suicidaba tenía motivos suficientes para hacelo. Para los romanos vivir noblemente significaba también morir noblemente. Aaristócratas condenados se les permitía a menudo suicidarse en lugar de ser ejecutados.
Séneca el estoico escribió: «Hay unagran diferencia entre un hombre que prolonga su vida o su muerte. Si el cuerpo ya no sirve para nada, ¿por no debería liberarse al alma atormentada? Quizá sería mejor hacerlo un poco antes, ya que cuando llegue ese momento es posible que no pueda actuar».
Con el inicio del dominio de la religión cristiana en el mundo occidental, el suicidio se condenó sin paliativos; cualquiera que atentaracontra su propia vida  no recibiría cristiana sepultura. Esta condena también tuvo influencia sobre legislación civil: No solamente se confiscaban las propiedades y los bienes de la víctima, sino que ésta recibía un entierro ignominioso: se empalaba su cuerpo, para abandonarlo después en la vía pública. No se hacían excepciones, ni siquiera para aquellos que habían soportado largos sufrimientos a causade enfermedades incurables. Era impensable recibir cualquier tipo de alivio compasivo, aunque el sufrimiento fuera muy intenso.
Hacia el siglo IV San Agustín describió el suicidio, contrario al quinto mandamiento, «No matarás», como «detestable y abominable perversidad». Asimismo, sostenía que el suicida usurpaba las funciones de la Iglesia y del Estado. Dios otorga la vida y los sufrimientos,por lo tanto es obligación cristiana el soportarlos.
La actitud respecto al suicidio cambió radicalmente durante el Renacimiento, como resultado del renovado interés por el individualismo. Este cambio contribuyó a que las decisiones morales sobre la vida y la muerte fueran más flexibles y al mismo tiempo más complejas.
En 1516, Tomás Moro publicaba su obra Utopía, en la que describía una sociedadideal en que la eutanasia voluntaria se autorizaba oficialmente. Por su parte, Montaigne afirmó que la dignidad y habilidad del hombre para valorarse a sí mismo en la escala de la naturaleza, hacían que el suicidio estuviera justificado. Escribió cinco ensayos sobre este tema, y concluyó que es una elección personal, y racional bajo algunas circunstancias.
Hay pensadores que justifican eltérmino activo de la vida, condenado durante la Edad Media. El filósofo inglés Francis Bacon, en 1623, es el primero en retomar el antiguo nombre de eutanasia y diferencia dos tipos:
1- La "eutanasia exterior" como término directo de la vida
2- La "eutanasia interior" como preparación espiritual para la muerte.
Con esto, Bacon se refiere, por una parte, a la tradición del “arte de morir” como...
tracking img