Derechos humanos violencia de género y maltrato jurídico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 57 (14182 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Derechos humanos, violencia de género y maltrato jurídico.
Bases para entender el tratamiento integral de la Violencia de Género.

Juana María Gil Ruiz.
Profesora Titular de Filosofía del Derecho de la Universidad de Granada.
Publicado en el Anuario de Filosofía del Derecho, Consejo General del Poder Judicial, Volumen XXI, Madrid, 2005.

“Una cosa está bien clara, quetodos los individuos cuyos intereses están indiscutiblemente incluidos en los de otros individuos pueden ser excluidos de los derechos políticos sin inconveniente alguno. Desde esta perspectiva puede considerarse a todos los niños, hasta una cierta edad, cuyos intereses están incluidos en los de sus padres. Y también respecto a las mujeres puede considerarse que los intereses de casi todas ellasestán incluidos o bien en los de sus padres o bien en los de sus esposos”, MILL, James (1819-1823), Sobre el Gobierno, ed. Comares, Granada, 1999. [1]

SUMARIO: I. Introducción II. De la violencia doméstica a la violencia de género: el paso de la minoría de edad al estatus de ciudadana. III. El reconocimiento de las violencias como diagnóstico previo al tratamiento jurídico-político. 3.1 La libertadindividual en la subjetividad. 3.2 La libertad individual en la ciudadanía. IV. El discurso feminista: ese gran desconocido. V. La interacción libertad, igualdad y seguridad: presupuestos para la justicia.

I. Introducción.

Hablar de la fragilidad de los derechos humanos, reflexionar sobre la libertad y la seguridad, o mejor dicho, sobre sus vacíos, exige hoy detenernos también en laproblemática de la violencia de género y en las víctimas que diariamente se cobra el terrorismo doméstico. La sensibilización social que sobre el tema existe dista mucho, todavía, de la empatía y de la angustia que otras formas de violencia, como el terrorismo político, genera en nuestra ciudadanía[2].
Sin embargo, los constantes y dramáticos episodios de violencia doméstica acaecidos últimamentey que han saltado y asaltado a la opinión pública a través de los agentes mediáticos, hacen que el tema “malos tratos” se haya convertido en habitual en debates televisivos, en prensa, incluso en conversaciones privadas “de mesa y mantel”. Algunos datos justifican dicho interés: el último informe de la Organización Mundial de la Salud indica que el 68% de las muertes de mujeres en el mundo sedeben a la violencia de género. En algunos países, como en Francia, se han acuñado hasta nuevos vocablos referidos a esta “plaga social”. La Maltraitance viene a enfatizar el tradicional femmes battues. Tanta violencia ha llegado a generar en la ciudadanía cierta dosis de alarma social y a plantear multitud de cuestiones en relación al maltrato. ¿La violencia doméstica es un fenómeno nuevo ennuestros días? ¿Surge de una sociedad que potencia la agresión, o por el contrario, se trata de una asidua compañera de las relaciones entre géneros? ¿Se trata de episodios ocasionales de violencia por parte de maridos o “compañeros” enfermos o trastornados, o hablamos del extremo más dramático y rechazable de la violencia estructural inter géneros? ¿Debe intervenir el Estado o quedarse al margen? ¿Enqué medida?
La investigación que les presento pretende responder, desde la Teoría crítica del Derecho, a la demanda social y política de erradicar la lacra de la violencia de género. El Ministerio del Interior y la Secretaría de Igualdad lanzan cifras espeluznantes: más de cien mujeres muertas en España durante el 2004; más de dos millones de mujeres españolas sufren anualmente malos tratosfísicos -que no psíquicos-; sólo se denuncian un 10% de dichas agresiones; de éstas, el 43% de las víctimas no siempre acuden a juicio; cuando lo hacen, el 45% no siempre ratifica su denuncia; un 11 % de este ridículo porcentaje asiste y perdona al agresor; para terminar con el “vuelta a empezar” al reconocer el 1% que hubo agresiones mutuas.
No es de extrañar esta reacción social a tenor...
tracking img