Derechos humanos y educación superior

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 29 (7250 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Claudia E. Romero Herrera Mayo 2010

1

I.

Introducción

II.

Paradigmas de los derechos humanos en México

III.

Realidades de los derechos humanos en México a. Instrumentos de protección de los derechos humanos: Ombudsman b. Regeneración del Ombudsman c. El papel de la sociedad organizada

IV.

La educación: La utopía más poderosa de todos los tiempos a. Educación en Méxicob. Derecho a la Educación c. Educación como responsabilidad del Estado d. Educación como responsabilidad social e. Educación para los Derechos Humanos

V.

El concepto de “Agentes Multiplicadores”

VI.

Hacia una cultura de los derechos humanos en México

2

La íntegra conservación de los derechos es el objeto de la institución de los gobiernos, y el único fin de las asociacionespolíticas. Constitución de Apatzingán.

Una de las mayores críticas que se han hecho a la sociedad mexicana, desde el interior y exterior de la misma, es aquella que denuncia que los derechos humanos han permanecido durante años atrapados en el discurso público, sin encontrar expresiones concretas de realización en la cotidianeidad.

Es común la percepción generalizada, tácitamente aceptada, y pordemás cierta, de que existe actualmente una violación, no solamente sistemática sino progresiva de los derechos humanos; y es, precisamente, la alarmante aceptación pasiva de dichas realidades lo que ha llevado en los últimos años a diversos sectores de la sociedad civil a condenar el actuar de los gobiernos, y a plantear nuevos métodos y modelos de procuración de bienestar social. Sin embargo, laporción ciudadana involucrada en este actuar es mínima y la manifestación social en muchos de los casos ha continuado delegando responsabilidades a cuenta de la autoridad.

México está inmerso en una constante en donde la alienación del ciudadano con su gobernante no es tan preocupante como la alienación de la sociedad con sus principios esenciales y su calidad moral.

Sin duda, para que lasacciones encaminadas a erradicar las diferencias sociales, fuentes de gran parte de la problemática social, alcancen sus mayores efectos, es necesario que el discurso despegue su proyección de las ideas abstractas, y tome la medida y ritmo de la realidad social. Para hacer frente a la sensación de la llamada “letra muerta”, es necesario revitalizar las máximas sociales, mediante elrestablecimiento de la credibilidad y rompimiento de paradigmas actuales.

3

Uno de los paradigmas a romper es justamente el de la inutilidad de los derechos humanos. Si bien el tema de los derechos humanos debe ser un tema presente en todos los foros de convivencia humana, no solamente en su calidad de discurso, sino en su pleno ejercicio y exigibilidad, existen hoy en día muchas falsas concepciones, quesolamente pueden desarticularse desde un plano fuerte de educación social.

La educación, en México, sufre también de una grave confusión conceptual, pues no solamente al Estado corresponde su procuración. Aunque es cierto que es éste quien formalmente cuenta con los recursos materiales, humanos e intelectuales para asumir las tareas que la sociedad le ha confiado; también lo es que viviendo enun marco de leyes e instituciones desfasadas, se vuelve imperativo ampliar la visión y detener la delegación total de las funciones primordiales para el desarrollo de la sociedad en organismos que han demostrado carecer de efectividad.

No quiere decir esto que la falta de voluntad política por parte de las autoridades de todos los niveles de gobierno exima a las mismas de su responsabilidadintrínseca. Lo que se pretende enfatizar es, en cambio, la obligación que a la par tiene la comunidad ciudadana, no solamente de exigir esa voluntad y fuerza política sino de ejercerla.

Las sociedades, cuando son organizadas, han dado fe de la existencia de una verdadera potencia social. Los individuos, cuando hay voluntad de por medio, suelen ser grandes generadores de cambio; y la educación,...
tracking img