Derechos humanos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2684 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los Derechos Humanos: historia, positividad y realidad.

La teoría de los llamados derechos humanos tiene una tradición milenaria en Occidente, desde los antiguos pensadores griegos hasta llegar a la actualidad. En cambio la positividad de esos derechos pertenece a la edad moderna cuando se pasa progresivamente de la sociedad teocéntrica y estamental a la sociedad antropocéntrica e individual,por obra del Renacimiento, la Reforma protestante, el humanismo, la ilustración, sucesos magnos del pensamiento burgués europeo.

Dicha positividad se refiere a la consagración oficial de los derechos humanos en normas jurídicas cuya validez y eficacia la garantiza los aparatos institucionales del Estado moderno; positividad imperativa lograda gracias a las luchas sociales y a las ideasrenovadoras de la modernidad. La teoría de los derechos humanos anterior a su normatividad estatal que no proviene de ningún contrato social, sino con ocasión del disenso, de la lucha de clases que posibilita su incorporación al derecho positivo como reacción al Estado absolutista.

En los siglos XVI y XVII se sitúa el origen histórico moderno de los derechos humanos, que expresan la toleranciareligiosa, las luchas entre los reyes y el parlamento inglés, las garantías jurídicas de los procesados, el descubrimiento de América y la existencia de los indios. Durante el siglo XVIII se asientan los derechos humanos, en las colonias inglesas de Norteamérica (1776), y en Francia con la revolución de 1789 como derechos del ciudadano inspirados en el ius naturalismo europeo. En el siglo XIX, el procesode positivación de los derechos humanos se consolida constitucionalmente en Europa y América, con las gestas emancipadoras, en medio de dos corrientes: la liberal, que considera a la igualdad como incompatible con la libertad y la propiedad, y la socialista, propugna por la defensa de los derechos económicos, sociales y culturales, enfatizando la igualdad.

En el siglo XXI, los derechoshumanos se hayan plenamente consolidados en las cartas políticas de las naciones como resultado del paso del Estado liberal de derecho al Estado social de derecho, tan criticado este último por los neoliberales y neoconservadores que pretenden minimizar el poder oficial para darle supremacía al mercado, la apertura económica, la privatización, resucitando las viejas ideologías de la centuria anterior.Sin duda, la internalización de los derechos humanos es, por ahora, el último momento de su evolución histórica, cuya experiencia se plasma en los pactos de las Naciones Unidas de 1966, que reglamentan la declaración de la ONU de 1948.

Ahora bien, cabe preguntar: ¿Los derechos humanos tienen validez en la vida cotidiana del individuo, la sociedad civil y el Estado contemporáneo?. Al referirse aEl Salvador, la respuesta debe de ser negativa, actitud que bien puede extenderse a todas las naciones del llamado “tercer mundo”, por la dominación extranjera y la interna. Distinta situación se presenta en las sociedades del mundo altamente desarrollado, aunque en ellas también se vulneran los derechos humanos por su poder imperial frente a los pueblos que sojuzgan y sus propios problemasinternos.

En conclusión, como sostuvo McIntyre, después de haber tomado el pulso moral a la época actual; tales derechos no existen, y creer en ellos es como creer en brujas y unicornios, cuya existencia es similar porque fracasan los intentos por demostrar que existen.

2.1.1- El fundamento de los Derechos Humanos.

Dijo Bobbio, que es más importante proteger los derechos humanos queencontrar “fundamento absoluto” para justificarlos, labor que no es posible ni deseable, el problema filosófico debe dejar paso al problema político-jurídico. Para este autor el fundamento de los derechos humanos ha tenido solución en la Declaración Universal de las Naciones Unidas, aprobada en su Asamblea General el 10 de Diciembre de 1948; parece débil esta tesis de Bobbio, porque fundamentar los...
tracking img