Derechos humanos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 30 (7458 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
PLANTEL GOLFO MÉXICO



MAESTRÍA: “DERECHO CONSTITUCIONAL Y AMPARO”



CATEDRÁTICA:



ALUMNO:


MATERIA: TEORIA DE LOS DERECHOS HUMANOS.




TEMA: “LAS PRACTICAS DEL CASTIGO EN EL CENTRO
DE READAPTACIÓN SOCIAL EN EL ESTADO DE
TABASCO (CRESET)”



Agosto 21 del año 2012

INTRODUCCION:
El tema que nos ocupara, seráde manera concreta las condiciones infrahumanas en que son tratados los reclusos del Centro de Readaptación Social del Estado de Tabasco; para entender mejor el tema, es preciso desarrollar en forma muy elemental, lo que constituye un derecho en general, los derechos humanos y la falta de aplicación de éstos en el Centro de Readaptación Social (CERESO) del Estado.

Lascárceles desempeñan un papel Importante en nuestra sociedad, pero, sin duda, radicalmente distinto del que se les supone. Veamos, en primer lugar, cuáles son las razones por las que tradicionalmente se justifica la aplicación de una pena de encarcelamiento a un procesado. (Así pues, no hablaremos aquí de la prisión preventiva, en espera de juicio, sino solamente de la prisión como condena pronunciadapor un tribunal)


Intentaremos pues, en las páginas que siguen, explicar por qué las cárceles no sirven realmente para aquello que la opinión pública y el mundo de la justicia pretende implícita o explícitamente, si no para cosas muy distintas e incluso contradictorias. Ya que además del castigo que significa estar encerrado, tienen que enfrentar bandas que los hostigan,policías que los explotan, tratos inhumanos que los degradan. Es terrible saber que la cárcel, un lugar donde los delincuentes deberían poder rehabilitarse, es un nido de corrupción, donde todo puede venderse y comprarse o donde hay que pagar semanalmente para tener un lugar donde dormir.


Sin embargo, analizado de manera más clara y desde otra óptica, se puede evidenciar, quelas cárceles pueden dejar de ser lo que actualmente son, para convertirse en un verdadero Centro de Readaptación Social, por supuesto, haciendo uso de las vías legales que para ello existen y las cuales no han sido tomadas en cuenta por el Estado, quien tiene el carácter de ejecutor de las sanciones impuestas a los reos y por consecuencia, a su cuidado el bienestar y readaptación de éstos.Cabe precisar, que en este cambio juega una importante función los Organismos Públicos de protección y defensa de los derechos humanos, en la medida que las autoridades sepan que las recomendaciones de éstos Organismos no son actos públicos de criticas o reproches, sino mensajes éticos fundados en el derecho y la razón social, pues, cuando una autoridad no acepta una recomendación, obien, aceptándola no la cumple, propicia impunidad, encubre, soslaya o tolera a los servidores públicos que con motivo de la actividad que desempeñan son violadores constantes de los derechos humanos.
En este orden de ideas, es necesario que en los centros penitenciarios se aplique con mayor fuerza y dedicación la defensa de los derechos humanos, ya que es aquí dondedesafortunadamente se constituyen con mayor fuerza el menosprecio, rechazo y desconsideración, dadas las condiciones de vulnerabilidad en las que se encuentran los reos y sobre todo debido al criterio generalizado que un interno es una persona que hizo daño o puede hacer daño a la sociedad y que por lo mismo no deben reconocérsele sus derechos. Entonces preguntaríamos ¿un delincuente también tiene derechoshumanos? La respuesta es fácil si pensamos que uno de nuestros familiares puede cometer un delito y por ende ser condenado a estar recluido en estos “Centros de Readaptación Social”.















INDICE Pág.

INTRODUCCIÓN. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ....
tracking img