Desagravio de la profesión literaria

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3511 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
|Desagravio de la profesión literaria |
|§. I |
|1. Para contrapeso de los hermosos atractivos, conque las letras encienden el amor de los estudiosos, se introdujo lapersuasión |
|universal, de que los estudiosos abrevian a la vida los plazos. ¡Pensión terrible, si es verdadera! ¿Qué importa que el sabio exceda |
|al ignorante, lo que el racional al bruto; que el entendimiento instruido se distinga del inculto, como el diamante colocado en la |
|joya, del que yace escondido en la mina, si cuantos pasos se dan en el progreso de la ciencia, son tropiezos enla carrera de la |
|vida? Igualó Séneca los sabios a los Dioses; pero si son más perecederos que los demás hombres, distan más que todos de la deidad, |
|porque distan más que todos de la inmortalidad. La virtud, supremo ornamento de la alma, es parto legítimo de la ciencia: Virtutem |
|doctrina parit, que decía Horacio. ¿Pero cuántos exclamarán con Bruto al tiempo de morir: ¡Oh infelizvirtud! si esa misma luz, que |
|corona al hombre de rayos, es fuego que le reduce a cenizas? La honra, compañera inseparable de la sabiduría, será corto estímulo de |
|la aplicación, en quien juzgue que los pasos que da hacia los resplandores del aplauso, son vuelos hacia las lobregueces del |
|sepulcro.|
|2. Vuelvo a decir, que es ésta una pensión terrible, si es verdadera. Fantasma formidable, que atravesado en el umbral de la casa de |
|la sabiduría, es capaz de detener a [180] los más enamorados de su hermosura. Por tanto, es cierto que haría a la República Literaria|
|un señalado servicio quien desterrase el miedo de este fantasma en el mundo.Intentáronlo los Estoicos, procurando persuadir, que el |
|vivir, o el morir son cosas indiferentes, o igualmente elegibles. Pero tan lejos estuvieron de hacérselo creer a los demás hombres, |
|que pienso que ni aun lo creían los mismos Filósofos que lo predicaban: Nam munere charior omni adstringit sua quemque salus, decía |
|Claudiano. Sólo, pues, resta otro medio de apartar este estorbo delcamino de las letras, que es persuadir que su honesta ocupación |
|no acorta los períodos a la edad. Conozco que abrazar este empeño, es lidiar con todo el mundo; pues todo está por el opuesto |
|dictamen. Sin embargo, yo me animo a desagraviar las letras de la nota de estar reñidas con la vida, probando que ese común dictamen |
|es un error común, originado de falta de reflexión.|
|§. II |
|3. El fundamento grande de mi sentir, es la experiencia; sobre la cual, si se hubiera hecho la reflexión debida, no hubiera ganado |
|tanta tierra la opinión contraria. Ruego acualquiera que esté por ella, que observe con atención, si los sujetos que conoce, o |
|conoció dedicados a las letras, murieron más en agraz, por lo común, que los demás hombres. Para hacer con una exactitud prudencial |
|este cotejo, el medio es poner los ojos en los congresos de hombres literatos de Universidades, Tribunales, y Colegios, y comparar el|
|número de éstos con otro igual dehombres dedicados a cualesquiera otras ocupaciones, y aun sin ocupación alguna. Yo aseguro que en |
|el paralelo no se hallará que hayan llegado a una larga senectud mayor número de éstos que de aquéllos. Y lo aseguro, porque tengo |
|hecha la cuenta con la puntualidad posible. Apenas hay Universidad, donde de treinta, o cuarenta individuos, no lleguen, o pasen de |
|la edad septuagenaria...
tracking img