Desarrollo afectivo

D. La vida afectiva
Las transformaciones de la acción surgidas de los inicios de la socialización no interesan
sólo a la inteligencia y al pensamiento, sino que repercuten con la mismaprofundidad en
la vida afectiva. Como hemos entrevisto, existe, a partir del período preverbal, un
estrecho paralelismo entre el desarrolló de la afectividad y el de las funciones
intelectuales, ya quese trata de dos aspectos indisociables de cada acto: en toda
conducta, en efecto, los móviles y el dinamismo energético se deben a la afectividad,
mientras que las técnicas y el acoplamiento delos medios empleados constituyen el
aspecto cognoscitivo (sensorio-motor o racional). No existe, pues, ningún acto
puramente intelectual (intervienen sentimientos múltiples, por ejemplo, en laresolución
de un problema matemático: intereses, valores, impresiones de armonía, etc.) y no hay
tampoco actos puramente afectivos (el amor supone la comprensión), sino que siempre y
en todaspartes, tanto en las conductas relativas a los objetos como en las relativas a las
personas, ambos elementos intervienen porque uno supone al otro. Lo que hay son
espiritus que se interesan máspor las personas que por las cosas o las abstracciones y
otros a la inversa, y ello es la causa de que los primeros parezcan más sentimentales y los
otros más secos, pero se trata simplemente deotras conductas y otros sentimientos, y
ambos emplean necesariamente a la vez su inteligencia y su afectividad.
En el nivel del desarrollo que estamos considerando ahora, las tres novedadesafectivas
esenciales son el desarrollo de los sentimientos interindividuales (afectos, simpatías y
antipatías) ligados a la socialización de las acciones, la aparición de los sentimientosmorales intuitivos surgidos de las relaciones entre adultos y niños, y las regulaciones de
intereses y valores, relacionadas con las del pensamiento intuitivo en general.

Comencemos por este...
tracking img