Desarrollo humano

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2939 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
DESARROLLO HUMANO Y ÉTICA PARA LA SUSTENTABILIDAD
Antonio Elizalde

Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente –PNUMA-

y Universidad Bolivariana, 166 págs., Santiago, 2003.

Cristian Candia Baeza*

Pensar el presente es tarea ineludible para cualquier intelectual, sin embargo, hacerlo hoy, resulta una tarea gigantesca.Antonio Elizalde, se lanza a la aventura de dar cuenta de esa realidad polimorfa y polisémica, lo hace con honestidad y algo de desenfado, en una escritura que abandona la autocomplacencia para situarse en el horizonte de la descripción descarnada de nuestra época. En medio de ese juego de espejos en que la realidad se nos muestra donde ya no está y se empeña en decir lo que ya no cree, el autor busca-en el anverso del foco luminoso- el ángulo que deje asomar la costura que cubre la herida, y lo logra, justo ahí donde otros no han tenido éxito o peor aún donde la mayoría no emprenden aventura alguna.

Propongo tres vías de entrada hacia el contenido del texto, tres caminos que permitan comprender el itinerario de la búsqueda y los alcances del hallazgo.

Primero, analizar larealidad en clave de existencia, volver sobre la pregunta por la naturaleza humana; el viejo camino que antiguos y modernos han recorrido una infinidad de veces buscando el sentido de la vida, hacerlo ahora, sobre las cenizas del sujeto moderno, para encontrarse con el sujeto universal, el habitante de todas las épocas, que no obstante vive en un mundo amenazado.

Segundo, no renunciar ala construcción de una vida que descansa en última instancia sobre un soporte ético. Sabemos la crisis de la ética, conocemos sus desvaríos y su certificado de defunción[1]. Saberlo sólo dificulta la empresa, en ningún caso, la imposibilita; se trata de caminar atento a los peligros de la norma clausurante, pero también, con el paso valiente del que conoce los engaños y extravíos de la razónmoderna, del que sospecha que la renuncia a la mirada ética frente a la vida, es también el gesto desesperado del abandono de la vida misma, la frontera irresponsable que nos deja en la superficie lisa de los hechos sin historia, de un sujeto sin fundamento y de una vida sin sentido.

Tercero, enlazar ambas problemáticas en un contexto epistemológico en crisis, donde la validación de losresultados no puede moverse en el tiempo corto de la eficiencia tecnocientífica, ni en la plasticidad del pragmatismo político, sino en el ejercicio intelectual responsable de pensar nuevos paisajes conceptuales con el norte claro de construir una sociedad más justa y un mundo con derecho a una felicidad sustentable en el tiempo. Atento, la mayor parte del tiempo, al contexto categorial, a los nuevosreticulados por los que transita el habla profunda y esperando el acontecimiento discursivo que nos ponga en la huella recuperativa del sentido y la copertenencia geográfica y existencial. Tarea, que finalmente, hunde sus raíces más profundas en el esfuerzo de cartografiar un territorio que de tanto ser colonizado se ha vuelto el espacio vacío del pensamiento.

Finalmente, una invitacióna leer el libro a la sombra del árbol antiguo y mañoso de las utopías, los textos –escritos entre 1986 y el año 2003– se extienden como ramaje frondoso de una naturaleza en expansión, donde la mirada penetrante que disecciona y categoriza, es también el guiño amable que nos invita a pensar en que ya sería tiempo de un nuevo pacto entre el hombre, la historia y el ecosistema que los alberga.

Lospaisajes interiores de la naturaleza humana

El pensar la naturaleza humana tiene una larga data en nuestra historia cultural. Fue pensada desde la profundidad teleológica en los griegos; primero con Platón y su mirada reticuladora que nos legó por largo tiempo la división radical entre cuerpo y alma, esfuerzo gigantesco de demarcación que disparó el pensamiento por sobre las fronteras...
tracking img