Desarticulación y fragmentación del sistema educativo argentino

Universidad de Buenos Aires
Facultad de Filosofía y Letras

Ciencias de la Educación

Desarticulación y fragmentación del sistema educativo

Reynoso, María Belén

viembre, 2009
En los años ochenta se inició el proceso de mercantilización, privatización y municipalización de la educación pública chilena en sus tres niveles: universitaria, secundaria ybásica. El Estado se desprendió de la enseñanza básica y secundaria, entregando su administración a los municipios, al tiempo que impulsó la intervención del capital a través del sistema de educación particular subvencionada. El sistema educativo nacional quedó enteramente sometido a la lógica mercantil y del capitalismo educativo, legalmente sellado por la Ley N° 18.982 Orgánica Constitucional deEnseñanza (LOCE), dictada en marzo de 1990. Esta ley estableció el derecho a crear instituciones educativas sin más restricciones que la de no atentar contra la moral y las buenas costumbres, así como la facultad de las personas de elegir la institución educacional de su preferencia.
A nivel discursivo todos pueden asistir al liceo, se denota en la masificación del nivel, pero no todos pueden accedera la enseñanza superior privada por cuestiones económicas y tampoco pueden ingresar a la pública utilizando los mecanismos del crédito fiscal, porque su preparación ha sido baja y por ende han obtenido bajos puntajes en la Prueba de Selección Universitaria (PSU). El mercado educativo les brinda otras alternativas: los Institutos Profesionales y los Centros de Formación Técnica, que ofrecencarreras cortas.
A fines de abril del 2006 miles de estudiantes secundarios chilenos decidieron salir a las calles de la ciudad de Santiago en repudio: al límite del uso del pasaje escolar, al anuncio de un aumento en el costo de la PSU; y cambios en las jornadas de escolaridad completa. Pero su principal solicitud se centraba en cambios de fondo a la Ley LOCE. Según los estudiantes, esta ley generócolegios para pobres y ricos, estableciendo la libertad de la libre empresa por sobre el derecho a la enseñanza. Empresarios particulares crean escuelas, cobran a los padres y a la vez reciben una subvención estatal por cada estudiante inscripto. Además la ineficacia y la falta de recursos de los gobiernos locales actúan directamente en detrimento de la calidad de la enseñanza en las escuelasmunicipales, frente a los colegios privados, generando un sistema educativo clasista. Por ese motivo, una de las principales consignas que surgieron en las manifestaciones fue exigir mayor intervención del Estado para que la educación sea un derecho y no un privilegio. Los estudiantes apelaron a una educación gratuita y de calidad. La demanda por la derogación de la LOCE puso por primera vez endiscusión uno de los pilares de la sociedad neoliberal chilena. El Movimiento, conocido como “la rebelión de los pingüinos”, llamada así por el uniforme que visten los estudiantes secundarios, comenzó con manifestaciones, asambleas y paros que se irradiaron por todo el país. El 30 de mayo de ese año hubo un paro nacional. Fue un momento clave, porque casi el 80 % del sistema de enseñanza media seadhirió, obteniendo también el respaldo de otros actores educativos y la amplia difusión internacional del movimiento y sus demandas. En un primer momento el gobierno de Bachelet dio muestras de intransigencia al reprimir las manifestaciones, pero al ver que el Movimiento no cedía sino que iba en aumento, se iniciaron las negociaciones con la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES). Alcabo, la presidenta anunció un paquete de medidas, entre ellas la creación del Consejo Asesor Presidencial de Educación, la reforma a la LOCE, inversiones en infraestructura escolar, pase de transporte gratuito e ilimitado para los estudiantes más necesitados y PSU gratuita para los estudiantes más pobres. La ACES concentró la representación y la interlocución en las negociaciones con el...
tracking img